16 de marzo de 2020
16.03.2020
Salud

Los reservistas de la sanidad

Médicos jubilados, graduados en Medicina sin plaza de MIR todavía o veterinarios son los sanitarios llamados a remplazar a todo el personal que lo necesite y que estos días se enfrenta al coronavirus

16.03.2020 | 04:00
Los reservistas de la sanidad

Ellos también se encuentran en estado de alerta. Miles de sanitarios que están fuera del circuito profesional vigente en los hospitales de la Región de Murcia pueden ser llamados a filas en cualquier momento. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, adelantó ayer que se podrá contratar a graduados en Medicina que han aprobado el examen MIR pero que todavía no han obtenido plaza para una especialidad. Medida tomada para reforzar el personal sanitario que combate la pandemia del Covid-19.

«Nuestro sistema tiene capacidad de respuesta a una situación como la que tenemos, e incluso mucho peor. En cualquier caso, en el pico máximo de la enfermedad, en la situación peor, vamos a dar una respuesta adecuada, eso es lo primero que hay que transmitir», destaca el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Murcia, Francisco Miralles.

La pasada semana se confirmaba el primer caso positivo por coronavirus de un sanitario en la Región de Murcia, además de que hasta una decena de ellos llegaron a estar en cuarentena. «En el peor de los casos podemos llegar a caer el 80% de los sanitarios y aún así, con todos los que somos y todas las colaboraciones que podamos recabar, tenemos reserva suficiente», señala Miralles.

En esta reserva se incluyen los médicos jubilados, delegados sindicales, funcionarios, graduados en Medicina que todavía no han obtenido una plaza para el MIR o que han decidido no ser Médicos Interno Residentes, e incluso los veterinarios.

Solo entre el personal sanitario jubilado, el Colegio de Médicos calcula que podrían tener a casi mil personas que quedan, de momento, en la reserva. «Ya se han ofrecido en torno a 300 y 400 médicos que aunque no están dentro de la actividad, quieren servir para lo que haga falta». Este personal podría ser destinado a tareas adecuadas a sus capacidades y siempre alejado de los pacientes ingresados por Covid-19, ya que siguen siendo personas mayores catalogadas como grupo de riesgo.

Entre los graduados en Medicina sin plaza, la Región acumula 300 médicos más, y otros 200 que decidieron no continuar la senda del MIR y se dedican a otros campos laborales.

María y Juanamari son dos graduadas en Medicina por la Universidad de Murcia que se mantienen a la espera de poder obtener una plaza en alguna de las especialidades que les ofrece el Ministerio de Sanidad este año. Pero también están a la espera de que esta misma semana puedan contratarlas para realizar determinadas tareas hospitalarias. «De hecho estoy esperando a que se produzca algo así, soy consciente de que esta situación se puede dar», señala María. A partir del 16 de abril, los graduados que hayan aprobado las pruebas selectivas del MIR podrán coger plaza en una especialidad para empezar el primer año de residente, pero puede que su debut sea antes.

«Ya estamos avisados», señala Gloria, residente de primer año de Medicina Interna en Murcia. «Estamos a disposición del SMS porque puede que varios compañeros tengan que estar en cuarentena dado que han tratado a un paciente con un positivo en coronavirus», explica la residente. En el caso de ser llamada, podrían destinarla al servicio de Urgencias del hospital donde trabaja.

La clave, como indica Gloria, no está tanto en los sanitarios que den positivo en Covid-19 sino en aquellos que deban guardar cuarentena. Son 15 días en los que un número importante de sanitarios pueden estar aislados, y «necesitarán a alguien que les cubra».

«Esto va a ser muy duro para los profesionales sanitarios, pero van a dar el callo. La medicina es una profesión especialmente vocacional y sensible. Y hay que felicitarlos por lo que han hecho, lo que están haciendo y lo que harán», enfatiza Miralles.

Veterinarios clínicos

Es un caso extremo, pero allí estarán si hace falta. Los veterinarios están considerados personal sanitario y, como tal, están capacitados para determinadas tareas médicas que podrían realizar dentro de un hospital. Pero deberán estar siempre guiados y bajo la supervisión de un profesional médico, como «una labor asistencial». Así lo confirma el decano del Colegio Oficial de Veterinarios de la Región de Murcia, Fulgencio Fernández.

En ciertos tratamientos y diagnósticos, los veterinarios más capacitados para trabajar en hospitales son los que enfocan su profesión a las clínicas privadas para mascotas, señala Fernández, ya que están más curtidos en las curas y en la atención individualizada de un paciente.
«Estamos a disposición si nos lo piden», señala el presidente del colegio de veterinarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook