15 de marzo de 2020
15.03.2020
Entrevista
Secretario de Estado de Medio Ambiente

Hugo Morán: "La crisis del Mar Menor se debe a 25 años de abandono"

Avanza que la laguna salada soporta unas 10.000 hectáreas de regadíos ilegales y afirma que la Comunidad es la que debe "ponerle el cascabel al gato"

14.03.2020 | 20:35
Hugo Morán: "La crisis del Mar Menor se debe a 25 años de abandono"

Cree que la recuperación de la laguna salada es posible, pero advierte de que no será fácil ni rápida. Supedita la actuación del Ministerio para la Transición Ecológica al estudio sobre los vertidos del Acuífero Cuaternario, que se conocerá el día 20.

¿Ustedes detectan la frustración anímica que produce el Mar Menor desde la muerte de peces?

El ciudadano espera respuestas inmediatas, pero estamos hablando de una crisis que se ha estado incubando a lo largo de 25 años. Lo único que diferencia la situación actual de las épocas anteriores es que en este momento se ha hecho visible, pero las causas están en el déficit de la gestión de la planificación del territorio acumuladas a lo largo de esos 25 años. El ciudadano pide respuestas en el momento en que aflora el problema, con razón, porque no se han tomando las medidas preventivas que son exigibles a cualquier Administración. A la política le corresponde anticiparse a los problemas.

¿De quién es la culpa?

En 25 meses es imposible resolver un problema que se ha gestado durante 25 años. Es posible que estemos hablando de uno de los espacios más estudiados del país, pero nos encontramos con que se había hecho un plan 'Vertido cero' antes de saber el volumen de los vertidos de drenaje del Acuífero Cuaternario, que conoceremos el día 20 de este mes. No parece razonable que antes de tener el diagnóstico de la enfermedad se pongan soluciones que a lo mejor no van a resolver el problema y que incluso pueden ser contraproducentes. Y, al igual que no hay una solución única y sencilla, no hay un culpable único. Buscar soluciones fáciles no es más que una forma de eludir responsabilidades, pero eso es algo que no va a hacer la Administración del Estado.

¿Tienen alguna previsión de lo que puede aportar el acuífero?

Se ha hablado de que podrían ser unos 68 hectómetros cúbicos al año, pero los resultados de los estudios preliminares de Tragsa nos hacen creer que pueden ser entre cinco y trece. Hay dos masas de agua que son las damnificadas por el déficit de gestión territorial, el Mar Menor y el acuífero. Y posiblemente, el acuífero haya sido el más perjudicado, pero tiene la desventaja de que no es visible. Pero la respuesta que hemos de dar tiene que resolver el problema de las dos masas de agua. Cuando tengamos esa evaluación sabremos la dimensión del problema al que nos enfrentamos. La CHS ha puesto en marcha la declaración de la masa de agua en riesgo de no cumplir los objetivos de calidad química, que llevará un plan de restricción cuando concluya el expediente. En paralelo, un equipo de refuerzo ha venido identificando posibles usos de explotaciones sin concesiones para regadío.

¿Hay alguna estimación?

Hay ya una cifra nada despreciable de hectáreas localizadas, con expedientes concluidos y trasladados a la Comunidad Autónoma, que es la que tiene las competencias en planificación agraria y que nos permitirá saber cuántas hectáreas quedarán fuera de uso y, por lo tanto, qué volumen de agua de riego dejaría de aportarse al acuífero. En paralelo, llevamos meses trabajando en la identificación e instalaciones de desalobración ilegales. El Seprona, en colaboración con la CHS, ha hecho un magnífico trabajo, que permitiría también desalojar una parte de actividades ilegales, que aportan volúmenes no controlados al Mar Menor. Nosotros no pensamos que la solución se pueda medir en kilómetros de tubería o metros cúbicos de hormigón, sino en superficies ilegales localizadas y expulsadas del sistema, que son las que están sobrealimentando la eutrofización del Mar Menor. Manejamos unas cifras que pueden moverse en torno a las 10.000 hectáreas, pero hasta que no estén concluidos los expedientes, no sabremos qué volumen hay que sacar.

¿Qué ha pasado con los filtros verdes y las medidas anunciadas?

A la ciudadanía hay que contarle la verdad, pero toda la verdad. Hay 25 años de abandono, de eludir responsabilidades y de mirar hacia otro lado que han ido acentuando el problema. Pero hasta que no tengamos el diagnóstico no podemos dar una respuesta.Las soluciones basadas en la naturaleza van destinadas más a resolver el problema en origen y no al final de tubería. Pero si los problemas en origen no se corrigen y no se adecúan a la capacidad de carga que el territorio tiene, el problema seguirá existiendo y llegará un momento en que las soluciones clásicas de hormigón y tuberías volverán a ser sobrepasadas una vez más. Para poder aplicar soluciones verdes se necesita la complicidad de las actividades económicas que aprovechan los recursos.

¿Se refiere a la agricultura?

Hablamos no solo de la agricultura. Hay otras actividades que tienen su cuota parte de responsabilidad: la planificación urbanística, los aprovechamientos turísticos, actividades de ocio y las necesidades de infraestructuras. Todos los análisis que tenemos sobre la mesa coinciden en diagnosticar que el 80% de la causa última de eutrofización del Mar Menor está en las actividades agrícolas, como consecuencia de los vertidos de nitratos que afectan también a las aguas subterráneas.Lo primero que tenemos que poner en marcha es un mecanismo de eliminación de las actividades que están fuera de la legalidad.

¿Quién le pone el cascabel al gato?

De momento estamos intentando saber el tamaño y el peso del gato. Si otros no asumen la responsabilidad de ponerle el cascabel, la asumiremos nosotros. En este caso, la responsabilidad en materia agraria y medioambiental es de la Región de Murcia. Nosotros tenemos competencias en la planificación que corresponde a la demarcación de la cuenca. Más allá de eso, cada cual sabe las que tiene, pero parece que después de conseguirlas no tienen interés en ejercerlas, aunque hay sentencias que lo dejan claro.

¿ Cree que hay posibilidades de recuperación para el Mar Menor?

A cualquiera que escuche la voz de la ciencia y la asuma no puede transmitir un mensaje que pueda resultar agradable a los oídos. No voy a decir que todo está resuelto, que el Mar Menor está en unas condiciones extraordinarias y que la gente se puede bañar sin ningún problema, tal y como venimos escuchando en los últimos años. Los científicos nos dicen que el proceso de recuperación va a ser largo, complejo y no va a responder a una sola medida, sino de un paquete de soluciones, y que requerirá el esfuerzo del conjunto de las administraciones. Cuanto antes estemos en condiciones de ponernos de acuerdo en el diagnóstico y en acordar las soluciones, antes empezará la recuperación. En recuperaciones cosméticas de cara a la galería no vamos a participar. Sí, es posible recuperar el Mar Menor, pero no es fácil y llevará tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook