Las cámaras de vigilancia de la estación de autobuses de Murcia han grabado la actitud cariñosa que mostraron los acusados de violar supuestamente a tres hermanas americanas en Nochevieja. En estas imágenes se muestra a dos acusados cogidos de la mano de dos de las hermanas y se despiden de ellas en la estación con besos y abrazos.

Estas pruebas aportadas a las diligencias de la causa muestran cómo las chicas se despiden de sus presuntos agresores mientras estos les llevan las maletas por la estación y las dejan esperando un autobús en uno de los andenes.

El comportamiento de las jóvenes se muestra en todo momento normal y tras despedirse de los chicos de origen afgano y estos marcharse de la estación, las supuestas víctimas no hacen ademán de pedir ayuda. Una vez parados los cuatro en uno de los andenes, las chicas se despiden de los supuestos agresores con abrazos y besos después de pasar la noche juntos.

Los acusados por violar a las hermanas americanas se despidieron de ellas con abrazos en la estación de Autobuses (II)

Las declaraciones prestadas ante la Policía Nacional horas después por parte de las víctimas revelaban que las tres hermanas habían sufrido una agresión sexual por parte de tres jóvenes en la noche del 1 de enero de este año.