27 de febrero de 2020
27.02.2020
Accidente aéreo

Accidente de avión: Fallece el comandante Garvalena, piloto de la Patrulla Águila

Asumió el puesto de 'Solo' que tenía Francisco Marín tras la muerte de éste en otro accidente aéreo en la Región el verano pasado

27.02.2020 | 17:11
Accidente de avión: Fallece el comandante Garvalena, piloto de la Patrulla Águila

Se trata del tercer siniestro mortal que sufre una aeronave de la AGA en medio año: los anteriores, en agosto y septiembre

Es el tercer siniestro mortal de un avión de entrenamiento en la Región, desde agosto. El comandante del Ejército del Aire Eduardo Fermín Garvalena perdía la vida este miércoles al estrellarse en el mar el avión que pilotaba, confirmaban desde el Ministerio de Defensa.

El accidente tenía lugar poco antes de las cuatro de la tarde, frente a La Manga del Mar Menor, en San Javier. El comandante Garvalena, miembro de la popular Patrulla Águila, no pudo eyectarse del avión antes de que el aparato se precipitara contra el agua. Numerosos líderes políticos, así como instituciones, han mostrado sus condolencias tras conocer la muerte de Garvalena

Lo hacía durante un ensayo en el transcurso del cual el reactor se precipitó al Mediterráneo. Una veintena de testigos llamaban al 112 al ver cae la aeronave al mar, así como el humo que se generó por el accidente.

Inmediatamente se puso en marcha un operativo de emergencias, integrado por efectivos del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército del Aire y de la Guardia Civil, que desplegó allugar unidades del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS), una patrullera y efectivos terrestres para colaborar en el rescate.


Asimismo, el Centro de Coordinación de Emergencias ponía en guardia a tres embarcaciones para colaborar en las tareas de rescate si así se lo pedía el Ejército del Aire. Concretamente, los barcos Albufera, Punta de Algas y Buena Esperanza.

Dos barcos, un equipo de buzos y un camión polivalente de la empresa privada OffShore Special Services (OSS), contratada por el Ayuntamiento de San Javier, se dirigieron también a la zona. A las pocas horas de ponerse en marcha, los medios de búsqueda hallaron restos del avión, confirmaba el Ejército de Aire.

Se da la circunstancia de que el piloto accidentado, el 'Solo', sustituyó en esa posición a Francisco Marín, el instructor de la Academia General del Aire (AGA) que falleció en circunstancias similares el pasado mes de agosto cuando pilotaba un reactor C-101.

Tenía 38 años de edad y tres hijas. Garvalena, natural de Granada, tenía a sus espaldas 2.300 horas de vuelo y había formado parte del 142 Escuadrón, Ala 14 (F-1) 2007-2013; 142 Escuadrón, Ala 14 (Eurofighter) 2014-2017 y el 793 Escuadrón, AGA (C-101) desde 2017, según se lee en la web del Ministerio de Defensa.

El piloto participó en las misiones internacionales Baltic Air Policing en Lituania en 2016 y Operación Atalanta en Yibuti en 2018.

En sus cuentas de redes sociales, la Patrulla Águila publicaba ayer, poco antes del siniestro, un mensaje en el que indicaba que sus integrantes estaban ultimando todos los detalles para el comienzo de temporada. «Preparación minuciosa de aviones, pilotos y equipos. Calentando motores», apuntaba el texto.

Tras conocer la noticia, fueron numerosas las personalidades que quisieron expresar sus condolencias, como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente del Ejecutivo central, Pablo Iglesias, entre otros.

Es el tercer accidente de una aeronave de la Academia General del Aire en los últimos meses. Los dos anteriores tuvieron lugar en los meses de agosto y septiembre.

En cuanto a las características del avión siniestrado, se trata un CASA C-101 Aviojet y era la aeronave de entrenamiento que más horas de vuelo había realizado en la historia de la Academia General del Aire. El aparato, conocido como 'Mirlo', empezó a funcionar hace más de tres décadas y, desde entonces, varios miles de alumnos se han formado como pilotos del Ejército del Aire en su interior.

El mes pasado, en una visita a la Región, la ministra de Defensa, Margarita Robles, explicaba que aún no había terminado la investigación sobre los accidentes ocurridos el verano pasado y que no se sabía todavía si se va a reparar el cazaminas Turia que quedó encallado en La Manga para rescatar los restos del piloto y del avión. «Se está valorando el coste de las obras», manifestaba entonces.

Robles, asimismo, anunció entonces que los C-101 iban a ser sustituidos por 24 aviones Pilatus de entrenamiento, que está previsto que entre en funcionamiento en septiembre de 2021.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook