23 de febrero de 2020
23.02.2020
Liderazgos
Mariano Fernández
CEO de TecnoDiesel

Mariano Fernández, CEO de Tecnodiesel: "Los componentes reutilizados tienen exactamente el mismo rendimiento que los nuevos"

Tecnodiesel, compañía ubicada en Espinardo, fundada en 2004, y formada por 54 empleados, atesora una larga y especializada carrera profesional en inyección diesel.

23.02.2020 | 04:00
Tecnodiesel Murcia, compañía ubicada en Espinardo, fundada en 2004

Sus instalaciones cuentan con 6.000 metros cuadrados distribuidos en las secciones de laboratorio, taller, oficinas y almacén de repuestos y ha destacado en los últimos años por la excelencia tecnológica en los procesos de reutilización de componentes de automoción

Mariano Fernández Lorente es el gerente de Tecnodiesel, firma murciana que comercializa componentes nuevos, de intercambio o reconstruidos, y ofrece recambios de motor de las principales marcas del sector de la automoción.

¿Cómo fueron los inicios?
En 2004 trabajaba en Régimen General, con familiares míos, y debido a la formación que disponía, cursos en las sedes oficiales de las principales marcas y en talleres punteros del sector tras acabar la Formación Profesional, mi padre y yo tomamos la decisión de embarcarnos en una nueva etapa, y comenzamos con un taller pequeñito en Santomera. Allí se inició la actividad, poco a poco, con el trabajo, esfuerzo y sacrificio que requiere empezar desde cero, sin nada, para hacernos un hueco.

Con el paso de los años, fuimos adquiriendo más maquinaria, porque siempre hemos tenido claro que queríamos mejorar a través de la reinversión en innovación tecnológica, y dar al cliente un servicio cada vez más completo y eficaz. Ésa ha sido siempre nuestra actitud empresarial, arriesgar en la medida de nuestras posibilidades para destacar, buscar la excelencia y diferenciarnos del resto.

¿Cuál fue el punto de inflexión en el que ese taller de Santomera se convirtió en algo mucho más grande?
Entre el 2014 y 2015, llegó el momento de aceptar que el taller de Santomera se había quedado pequeño y que teníamos que dar un salto importante, y lo hicimos hasta estas instalaciones que hoy tenemos en Espinardo y que inauguramos en 2017. Desde entonces se han abierto muchas oportunidades y hemos seguidos invirtiendo en maquinaria y en personal; llegamos con 40 empleados y hoy somos ya 54.

¿Cuál es la principal línea de negocio en TecnoDiesel?
La reconstrucción de las bombas de inyección, inyectors y turbos principalmente tanto del cliente, o de nuestra línea de intercambio, es decir, compramos cascos de desguace y los dejamos aptos para su venta, para poder emplearlos en una reparación. Lo enviamos y el cliente nos devuelve el casco. Es esta reutilización de los componentes (de una bomba podemos aprovechar entre un 80 ó 90 por ciento de las piezas) la que nos ha convertido en un referente de la economía circular, y es esa especialización que posee nuestra mano de obra, bajo las directrices y protocolos de los fabricantes, la que nos distingue de cualquier otro. Además, somos distribuidores, y servicio autorizado de las principales marcas del sector de los sistemas de inyección, por eso tenemos acceso a la compra de esos productos a un precio.

¿Aún existen clientes reticentes que prefieren comprar componentes nuevos?
Todavía existen algunos, porque les falta información. Los componentes reconstruidos o reutilizados tienen exactamente el mismo rendimiento, y el ahorro que supone para el cliente es más que considerable, hablamos de un 70 u 80 por ciento. Todo eso con un año de garantía y el servicio posventa que también ofrecemos. Un dato que certifica esto lo es que el porcentaje de devoluciones está por debajo del 1%.

¿Un 80 por ciento de ahorro? Es un margen tremendo.
Lo es. Llegar al nivel competitividad que hemos logrado es complejo, hace falta mucha inversión y una mano de obra de alta cualificación, con una especialización enorme para la que apenas existe formación, y eso sólo es posible con los años que le hemos dedicado. Además, hay que tener en cuenta que cada marca tiene sus particularidades y el proceso de montaje es distinto. Hay otros actores del mercado que hacen una pequeña parte de lo que hacemos nosotros, pero no con nuestro nivel de capacidad y calidad.

Innovación y formación, parecen ser claves en este mercado.
Claro, vivimos en una constante evolución; el próximo mes de mayo tenemos previsto un curso de reparación de inyectores common rail para aplicación en Jhon Deere, (especialista en tractores). En cuanto al I+D+I, un buen ejemplo es la alternativa viable que ofrecemos a la sustitución de un filtro de partículas, un elemento que llevan los diesel y ahora los gasolina, que eliminan diversos residuos y que puede obstruirse por el tipo de conducción que realizamos en ciudad (marchas cortas, trayectos cortos); tenemos la tecnología necesaria para limpiar un filtro que puede costar hasta 6.000 euros, frente a los 400 de una limpieza.

¿Cuáles son sus principales clientes?
En el ámbito nacional es la tienda de recambios y los talleres mecánicos, y en el ámbito local, taller y cliente final. También trabajamos, tras ganar las licitaciones pertinentes, con diversas estructuras de la administración pública para el mantenimiento de la flota en ayuntamientos o con la Base Área de San Javier,lo cual es un motivo de orgullo para nosotros, estar a la altura de los estándares de calidad y los protocolos del ejército.

Objetivos a corto plazo.
En estos momentos estamos desarrollando (con ayudas públicas) un proyecto para aumentar la eficiencia energética en nuestras instalaciones. El objetivo es que toda la electricidad que necesitemos sea generada por energía solar. Tenemos ya el proyecto y la financiación. Si no hay ningún imprevisto, en unos meses colocaremos las placas solares en los 1.500 metros cuadrados de los que disponemos en nuestra terraza y que generarán unos 82 kilovatios.

¿La polémica política en torno al diesel les ha afectado de alguna manera?
En 2019 experimentamos un pequeño paréntesis debido a esa circunstancia; pero no duró mucho, vivimos unos 15 días anormales con cierta incertidumbre pero después recobramos la inercia del día a día, como si no hubiera pasado nada. Hay que tener cuidado en lo que se dice y en cómo se dice; ahora están volviendo a incentivar el uso del diesel como un medio más limpio...

En fin, esta empresa siempre está examinando las tendencias del sector y adaptándose a él, siempre a la expectativa. Para cualquier necesidad que aparezca, allí estaremos nosotros para dar una solución, pero lo que es cierto es que en este momento pocos se atreven a aventurar cómo va a evolucionar el mercado del coche eléctrico por ejemplo, o los impulsados por hidrógeno. En cualquier caso, no sólo nos dedicamos a los vehículos, sino también a generadores, barcos, tractores, camiones, segadores... todos aquellos motores que sean de combustión; y estamos preparados para afrontar los retos que marque el futuro.

En cuando a la internacionalización...
Exportamos un 30 por ciento de la producción a todos los continentes; de los cuales, el más importante para nosotros es el territorio europeo, sobre todo países como Alemania; en el continente americano vendemos mucho a Argentina, Portugal es muy importante, y otros destinos están adquiriendo mucha relevancia en los últimos tiempos como Argelia, eso nos hace muy competitivos; al final esta empresa genera por su estructura unas sinergias que se complementan entre sí; el departamento de exportación genera un gran volumen de venta, y eso permite descuentos en la reutilización de piezas de los que se benefician los talleres, y a su vez el cliente final.

¿Qué valores empresariales les orientan?
Siempre he intentado transmitir que todos los trabajos tienen que realizarse con el máximo nivel de profesionalidad, una labor limpia, bien hecha, para que el cliente se sienta satisfecho. Eso hay que mostrarlo, por eso nuestras instalaciones son espacios abiertos, transparentes, lejos de esa idea de un taller oscuro y cerrado, sino más bien como la cocina de un buen restaurante, abierta, sin esconder nada, con artículos de primera de calidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook