21 de febrero de 2020
21.02.2020
Agricultura

La carta de desesperación de los agricultores en boca de Perico el Colorao

El labrador lamenta el abandono que sufre el sector: "Los hombres del campo están al borde del suicidio por no poder pagar lo que deben"

21.02.2020 | 18:21
Pedro Gomariz Rodríguez, Perico el Colorao.

Con motivo de la manifestación histórica del campo que ha paralizado la ciudad de Murcia esta mañana, los agricultores han compartido una carta de desesperación escrita por Pedro Gomariz Rodríguez, conocido como 'Perico el Colorao'. En el escrito el fundador de la COAG relata las penas que sufren los agricultores y sus reivindicaciones.

Puedes leer la carta completa a continuación:

El campo se ha despertado de su letargo, harto de los intermediarios, de no sacar para comer ni para pagar los salarios, de unos Gobiernos que nos tienen abandonados desde tiempo inmemorial... Lo único que se les ocurre es mandar a la Guardia Civil para reprimir las protestas de los hombres del campo.

Nosotros no necesitamos represores, necesitamos un decreto que garantice un precio mínimo para poder vivir, los mismo que los salarios. Todos tenemos derecho a comer de nuestro trabajo, no porque seamos del campo tenemos que mirar bajo. Somos un eslabón de la cadena que compone nuestro Estado. Sufrimos las consecuencias que traen los elementos: riadas, sequías, heladas, tormentas, plagas, pedriscos, precios basura. Es muy triste levantarse por la mañana sabiendo que el pan de nuestros hijos está tirado en el bancal y no tiene valor ninguno, porque un intermediario que no ha puesto ni un céntimo dice que se lo lleva a resultas. Luego no te dan nada y lo pierdes todo.

Nosotros no somos ni fascistas ni izquierdistas, ni separatistas. Somos hombres y mujeres del campo que trabajamos la tierra con nuestro saber y entender. No es de extrañar que los hijos de los agricultores no quieran seguir en el campo y tienen toda la razón porque llevan 40 años de travesía del desierto, desde las tractoradas de los 80. Ahora cuando han visto que lo pierden todo, que están arruinados, el gobierno les amenaza con más inspectores, mientras les niegan el agua, pero les siguen cobrando, los hacen responsables de los fugitivos que falsifican los documentos, tratándolos como criminales.

Mientras, las grandes multinacionales se enriquecen a costa de los agricultores y ganaderos. Mientras, los hombres del campo están al borde del suicidio por no poder pagar lo que deben.

¡Agricultor! ¡Ganadero! ¡Únete! A la lucha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook