18 de febrero de 2020
18.02.2020
Laboral

La Inspección de Trabajo de Murcia detecta 292 infracciones de Glovo

Considera que los repartidores no son autónomos y sí trabajadores por cuenta ajena y además reclama el pago de 300.000 euros de cuotas atrasadas

18.02.2020 | 12:56
Un repartido de Glovo, en Murcia.

Inspección de Trabajo de Murcia ha levantado 292 actas de infracción al considerar que otros tantos repartidores de comida a domicilio de la plataforma Glovo no son autónomos y sí trabajadores por cuenta ajena, además de reclamar a la empresa el pago de 300.000 euros por cuotas atrasadas no abonadas.

En la resolución, que surgió de una denuncia presentada por CCOO, el organismo inspector ha señalado que hay un "incorrecto encuadramiento" en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos de casi 300 repartidores de Glovo, aunque la notificación especifica que comparecieron 178 'riders' entre julio y septiembre de 2019.

El sindicato, que ha interpuesto una denuncia similar contra Deliveroo y que considera que esta medida es extrapolable al cerca de un millar de repartidores que cree que hay en la Región de Murcia, ha indicado que la consideración de autónomos es un "subterfugio" que ha buscado Glovo para desmarcarse de cualquier responsabilidad laboral.

La resolución de Inspección de Trabajo, que ha sido recurrida judicialmente en casos similares ocurridos en otras provincias por parte de la empresa, indica que en la prestación de servicios de estos empleados concurren los presupuestos constitutivos del contrato de trabajo como "dependencia y ajenidad".

El sindicato interpuso en abril de 2019 una demanda contra la plataforma catalana al entender que los repartidores son "falsos autónomos", puesto que trabajan para una única empresa y siguen la directrices de la mercantil, que les indica dónde tienen que ir a recoger los pedidos.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Murcia, Salvador Soto, ha ofrecido asistencia jurídica a los trabajadores para "consolidar su situación" laboral frente a la "precarización" en la que se encuentran frente a estas plataformas.

Soto ha abogado por crear una legislación que "controle y marque las pautas" en la relación entre estas nuevas empresas y los trabajadores, al tiempo que ha criticado que sea "más importante la situación financiera que el trabajo".
Por su parte, el secretario confederal de Juventud de CC OO, Carlos Gutiérrez, ha enmarcado esta denuncia en la "lucha contra la precariedad laboral", génesis de la "incertidumbre e inseguridad" de los jóvenes españoles, que "imposibilita un proyecto de vida".

"Estas plataformas están erosionando los derechos laborales y poniendo en jaque a la Seguridad Social", ha concluido Gutiérrez antes de recordar que es un "despido improcedente" la desconexión de un "rider" por parte de la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook