15 de febrero de 2020
15.02.2020
Judicial

Un médico de Cartagena, a juicio por la muerte de un adolescente de 14 años

La Audiencia Provincial desestima el recurso del sanitario porque ve "indicios racionales de criminalidad": el menor murió de meningitis

15.02.2020 | 04:00
Fachada de la Audiencia Provincial.

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso de un médico de Cartagena, investigado por su responsabilidad en la muerte de un adolescente de 14 de edad al que diagnosticó gastroenteritis y tenía meningitis.

El titular del Juzgado de Instrucción Número Ocho de Murcia ya vio indicios para imputar a este médico del Virgen de la Caridad, en la citada ciudad portuaria, el delito de homicidio por imprudencia. Lo hizo en el marco del proceso judicial iniciado a raíz de la querella interpuesta por la madre del adolescente fallecido, que murió en el Virgen de la Arrixaca.

El Juzgado de Instrucción consideró que el facultativo imputado (que fue el primero que vio al adolescente, ya que acudió a su casa, cuando éste se encontraba mal) «debió remitir al menor a urgencias, cosa que no hizo». Lo que hizo fue mandarle reposo. Al ver que no mejoraba, la madre lo llevó al hospital. Desde el punto de vista del juez, «los días que se perdieron fueron decisivos para el fatal resultado». El sanitario imputado puso un recurso ante la Audiencia, tribunal que rechaza su apelación.

«El cuestionamiento de su actuación profesional no atiende a un supuesto error diagnóstico, sino a la actuación que se le atribuye de no adopción de las prevenciones propias y exigibles de su profesión en el momento de efectuar la exploración del menor, atendiendo a las pruebas y exploración que en ese momento debió realizar (ante una posible sintomatología de variada faz y que tenía que ser depurada), información que tuvo que obtener (ya de los padres, ya del menor), y fijación de pautas de actuación adecuadas a seguir por los padres para el caso de persistir o de empeorar el estado del menor», se lee en el auto del tribunal.

Contra este auto no cabe recurso alguno. Ahora falta fijar la fecha de la vista oral.

La familia del adolescente, no obstante, también quiere sentar en el banquillo a dos médicos más que, considera, también tienen responsabilidad en el fatal desenlace. Estas personas (una del Rosell y otra del Virgen de la Arrixaca) no están imputadas en este momento (lo estuvieron, pero se acordó el sobreseimiento provisional y solo quedó investigado el médico de Cartagena), aunque la familia del menor ha puesto un recurso y está a la espera de que sea resuelto.

La Comunidad Autónoma ya indemnizó a la familia del menor con 150.000 euros, cantidad que determinó la sala de Lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Murcia en el año 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook