12 de febrero de 2020
12.02.2020
Agua

Los nuevos mapas de peligrosidad de inundación de la CHS no incluirán los efectos de la DANA

El presidente del órgano de cuenca explica que en la revisión técnica de esta documentación que se haga en seis años se contemplará lo ocurrido por las intensas lluvias

12.02.2020 | 14:17

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) está actualizando los Mapas de Peligrosidad de Inundación en la cuenca, que tienen en cuenta las últimas infraestructuras desarrolladas, como las obras del AVE entre Murcia y Alicante, pero no contemplan los efectos del episodio de la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) del pasado mes de septiembre porque, en ese momento, el documento estaba ya iniciado y en la fase de exposición pública.

El presidente de la CHS, Mario Urrea, ha avanzado que las modificaciones concretas derivadas de los efectos de la DANA de septiembre se incorporarán en la próxima revisión que se haga de estos documentos, prevista dentro de seis años. En cualquier caso, ha defendido que el mapa que está actualmente en tramitación tiene la "suficiente robustez técnica para el fin para el que están concebidos, que es delimitar las zonas inundables".

Así lo ha hecho saber Urrea en un contacto con los medios de comunicación antes de participar en el Comité de Autoridades Competentes, que es el órgano de cooperación entre las distintas administraciones que tienen competencias en la redacción de los planes hidrológicos.

Entre otras cosas, el Comité se ha reunido para emitir un informe preceptivo en relación a estos planes de gestión de riesgos de inundaciones. "Como saben, estamos en el segundo ciclo de modificación, habiendo confeccionado unos nuevos mapas de peligrosidad ante el riesgo de inundación", ha indicado Urrea.

Ha precisado que los mapas de inundaciones han mejorado en la afección de las distintas infraestructuras que se han ido construyendo desde la última vez que se realizaron hace seis años. Por lo tanto, lo que se ha hecho ha sido introducir esas infraestructuras, fundamentalmente en la línea de ferrocarril desde Murcia hasta Alicante por la construcción del AVE.

Y es que estas infraestructuras modifican los recorridos del agua, motivo por el que se han incorporado a los mapas, "independientemente también de algunas mejoras en la hidrología debido a los fenómenos de lluvias, fundamentalmente las de 2012, 2016 y 2018", tal y como ha subrayado Urrea.

Al ser preguntado por si el nuevo documento contempla mejoras en la zona del Mar Menor, Urrea ha señalado que se trata de mapas que reflejan las llanuras de inundación. "Lo que se ha hecho ha sido mejorar, desde un punto de vista técnico, la definición de esas llanuras de inundación para tres periodos de retorno: 10 años, 100 años y 500 años", ha puntualizado.

Por otro lado, el Comité de Autoridades Competentes también se ha reunido para informar a los asistentes del inicio del proceso de participación pública del esquema provisional de temas importantes de la cuenca del Segura, que lleva seis meses siendo objeto de debate y aportaciones por todas las partes interesadas.

ELEVACIÓN DE LA RAMBLA DEL ALBUJÓN

Al ser preguntado por las críticas del Ejecutivo regional, que acusa al Gobierno central de no poner en marcha las medidas que le competen respecto al Mar Menor, Urrea ha destacado que a la CHS le corresponde "la protección y el control del dominio público hidráulico".

Desde ese punto de vista, ha señalado que la Confederación está trabajando de manera "continuada" en la inspección de las superficies de riego.

Además, ha señalado que la CHS tiene encomendada por parte del Ministerio la puesta en funcionamiento de la elevación de la rambla del Albujón. "Como saben y como he declarado en estos últimos meses, esa elevación ha tenido que ser objeto de un expediente administrativo concreto", ha indicado.

En concreto, ese expediente ha servido para otorgar de manera provisional esos recursos a la Comunidad de Regantes Campo de Cartagena y, en segundo lugar, para contratar el personal para su puesta en funcionamiento. La CHS ya ha completado estas dos tareas.

Asimismo, la Confederación ha tenido que solicitar un tercer expediente administrativo ante la Comunidad Autónoma de Murcia para la autorización de que los posibles vertidos ocasionales por mal funcionamiento de la instalación no tengan la consideración de un vertido y, por lo tanto, "no sean punibles a la luz de lo que dispone el decreto ley que se aprobó el pasado mes de diciembre".

"Hemos hecho ese trabajo y entiendo que, en breve tiempo podremos poner en marcha la instalación, siempre y cuando la Comunidad de Regantes Campo de Cartagena acepte la tarifa confeccionada y las condiciones en las que se ha realizado", según Urrea.

Ha recordado que la CHS llevó a la Junta de Gobierno de diciembre una primera aproximación de esa tarifa y se le dio el trámite de alegaciones y de información pública. La Comunidad de Regantes presentó alegaciones y la tarifa ha tenido "una cierta rebaja", por lo que ahora tendrán que decidir si "es aceptable".

En cuanto a los plazos, ha precisado que la CHS depende de que la Comunidad de Regantes se pronuncie a favor, algo que entiende que se producirá "en unos días". En segundo lugar, depende de la tramitación ante la Comunidad y de la autorización de ese posible vertido ocasional.

En cuanto a los regadíos ilegales, ha defendido que la CHS ya creó un grupo de trabajo con la Comunidad y el intercambio de información está siendo "fluido".

Por otro lado, ha indicado que la CHS está realizando con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) un estudio del plan director del Campo de Cartagena y de la zona de drenaje sobre el Mar Menor.

"Estamos en los pasos previos; el otro día hubo una reunión con las partes interesadas: ayuntamientos, organizaciones sociales para la defensa del Mar Menor... y hemos adquirido el compromiso de convocarlos nuevamente en dos meses y medio aproximadamente para darles los primeros esbozos de las soluciones técnicas", ha anunciado.

SITUACIÓN DE LOS EMBALSES DE CABECERA

Al ser preguntado por la situación de los embalses en la cabecera, ha precisado que la cuenca del Segura está en una situación "mejor" con respecto al año pasado, con un 38 por ciento en cuanto a la capacidad de los embalses.

Ha recordado que la CHS adquirió el compromiso de celebrar una nueva Junta de Gobierno a lo largo de febrero y que, probablemente, se celebrará a finales de mes. "En ella revisaremos la situación de las restricciones a la vista de los indicadores de sequía, que han ido mejorando porque los embalses cuentan con más recursos", ha subrayado.

Ha considerado "difícil" alcanzar los niveles de 2012 y 2013, cuando hubo una lluvia espectacular en cabecera. No obstante, entiende que si la Junta de Gobierno mantiene unas restricciones mínimas y revisables para la campaña del verano, porque este año, en principio, no debe haber problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook