12 de febrero de 2020
12.02.2020
Encuentro

Celaá se reúne con la consejera de Educación de Murcia a tres días de vencer el plazo para retirar el veto parental

Desde la Consejería de Educación informan que los servicios jurídicos seguían estudiando el requerimiento de eliminar esta instrucción

12.02.2020 | 18:52

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, recibirá este viernes 14 de febrero a la consejera de Educación y Cultura de la Región de Murcia, Esperanza Moreno, tres días antes de que termine el plazo del requerimiento del Ministerio a la consejería murciana para que retire las instrucciones con las que implantó el 'pin parental' el pasado mes de agosto.

El Ministerio de Educación remitió el requerimiento el pasado 17 de enero, y establecía el plazo de un mes para que la Consejería de Educación y Cultura de Murcia retirase una medida que Celaá calificó como "ilegal" y contraria al "derecho a la educación" de los escolares, por permitir a los padres vetar la asistencia de sus hijos a actividades complementarias en sus centros educativos.

"Nuestro deseo como Ministerio es que corrijan las instrucciones que han sido emitidas por el Gobierno de Murcia a los centros educativos", ha asegurado Celaá este miércoles preguntada por Europa Press, en declaraciones a los medios tras reunirse con la consejera de Educación de Asturias, Carmen Suárez, en la sede de Educación en Madrid.

"Esperamos que la sensatez propia de la administración permita esa corrección", ha añadido Celaá, reiterando que si Murcia no recula al finalizar el lunes 17 de febrero, el Ministerio pedirá en los tribunales la suspensión cautelar del 'pin parental', una medida que Vox ha exigido tanto en Murcia como en Andalucía y la Comunidad de Madrid para apoyar los gobiernos autonómicos de coalición de Partido Popular y Ciudadanos.

"De no corregirse, obviamente el Ministerio velará por el cumplimiento de la legalidad y salvaguarda de los intereses y derechos de todos y recurrirá al Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, como es su obligación", ha sentenciado Celaá.

Desde la Consejería de Educación señalaban este miércoles que los servicios jurídicos seguían estudiando desde el punto de vista técnico-jurídico el requerimiento enviado por el Ministerio.

Murcia no da su brazo a torcer

En las instrucciones enviadas a principio de curso a sus centros educativos, la Consejería murciana establecía que se diera "conocimiento a las familias" de "las actividades complementarias de las programaciones docentes que forman parte de la propuesta curricular" y son impartidas por personal ajeno al centro educativo, "con objeto de que puedan manifestar su conformidad o disconformidad con la participación de sus hijos menores en dichas actividades".

De esta manera, la Región de Murcia se convertía en la primera comunidad española en implantar una medida reclamada, además de Vox, por organizaciones como Hazte Oír, que la promovió para que los padres puedan evitar que sus hijos asistan a actividades con contenidos sobre educación afectivo-sexual.

Este martes, el presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, del Partido Popular, defendía la implantación del 'pin parental' y la intención de su Ejecutivo de llevarlo al rango de decreto para que los padres "puedan participar y ser informados cuando una persona ajena al centro escolar entre en el aula de su hijo".

En una entrevista a Antena 3, López Miras criticaba que se haya utilizado a Murcia, en su opinión, "como cortina de humo" por el Gobierno de Pedro Sánchez, y restaba importancia al efecto del 'pin parental' en colegios donde "no se adoctrina".

"Como no se adoctrina, ¿qué problema hay?", ha preguntado de forma retórica. "Estamos hablando de libertad, o se cree en ella o no se cree, sin menospreciar la autonomía de los profesores", añadía el presidente murciano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook