11 de febrero de 2020
11.02.2020
Presupuestos

Educación apuesta por la FP y el bilingüismo en sus presupuestos pero se olvida la cultura

La Consejería ha aumentado la inversión en un 4,44% con respecto a 2019, pero ha reducido la partida para la Dirección General de Bienes Culturales y patrimonio

11.02.2020 | 12:03
Esperanza Moreno desglosa el presupuesto de su Consejería.

La Consejería de Educación y Cultura manejará este 2020 1.318,7 millones de euros, un 4,4% más que en 2019 (55 millones más) para incrementar la inversión en educación bilingüe un 18%, en atención a la diversidad un 4,8% y en profesorado, con 324 docentes más que el curso pasado.

En la segunda área, el presupuesto de la Dirección General de Bienes Culturales cae un 24,5% hasta los 18,1 millones, de los que las bibliotecas contarán con 4 (7,7 % menos), el Archivo Regional con casi 1,8 (única partida que crece) y los museos con más de 5,8 (un 5,6% menos).

Casi a la mitad se reduce el presupuesto para protección del patrimonio, que pasa de 10,8 a 5,7 millones, y un 20% los fondos del Centro de Restauración (713.000 euros). Fuentes de Educación señalan que esta bajada en la partida del protección al patrimonio responde a que "el plan de rehabilitación de Lorca tras los seísmos está casi finalizado, y el año pasado se invirtieron esos casi 5 millones de euros que en el presupuesto de este año no aparecen".

Esas son algunas de las cifras que ha presentado este martes la consejera del ramo, Esperanza Moreno, ante la Asamblea Regional de Murcia en el trámite parlamentario de las cuentas públicas, en las que destaca la partida de la educación concertada, con 123 centros, 78.000 alumnos y 5.000 docentes, con 259 millones.

El presupuesto para atender a los 265.000 alumnos ha superado ya la cifra de antes de la crisis y está unos 200 millones por encima de lo invertido en 2008, 4 de los cuales incrementarán de 91 a 95 la partida de atención a la diversidad.

Incluirá un nuevo programa de inteligencia artificial para atención de alumnos con dislexia y potenciará las 117 aulas abiertas, 9 más que el curso pasado, en las que se atiende a 800 estudiantes.

Se reforzará con 3 millones adicionales el presupuesto de los 19 centros de atención preferente, y con 21.000 euros, hasta los 71.000, los talleres para alumnos con altas capacidades y se repartirán 268.000 en subvenciones a ayuntamientos para refuerzo educativo y contra el absentismo.

Para la gratuidad de los libros de clase, que este año beneficia a los 97.000 alumnos de entre tercero y sexto de primaria y de primero de secundaria, hay 6,7 millones y para las becas de comedor, 4 (0,24 más), que se repartirán unos 5.000 escolares.

Unos 18.000 alumnos gozarán de transporte escolar gratuito o subvencionado con una partida de 15,7 millones.

Otro medio millón es para ayudas a la escolarización de menores de 3 años de un montante total de 30 para becas, ayudas y servicios.

La educación bilingüe incrementa su presupuesto un 18 % (2,4 millones) para la contratación de auxiliares de conversación y la partida para campamentos de inmersión lingüística y estancias en el extranjero, un 28 % (1,4 millones).

Pagar a los 324 docentes existentes más que el curso pasado supondrá una inversión adicional de 37 millones, lo que cubre también la subida salarial funcionarial.

Habrá 31 nuevos orientadores que se incorporan tras las últimas oposiciones, a los que se añadirán 18 más tras la convocatoria prevista para este verano, con 575 plazas para secundaria en total.

La formación profesional será un "eje prioritario en la política educativa", según Moreno, para quien los gastos de funcionamiento de los centros aumentarán un 70% hasta llegar a los 2,3 millones, si bien la partida global para esa área, de 15,9, cae un 3,34%.

En infraestructuras educativas, por los daños de la gota fría de septiembre pasado ha habido que emplear parte de los 3 millones consignados a estas incidencias de limpieza y acondicionamiento.

Como nuevos centros se contemplan los de secundaria Valle de Leyva, de Alhama de Murcia (más de 4 millones) y Miguel de Cervantes, de Murcia (3,5), el colegio de La Aljorra, en Cartagena, (3), el Martínez Pascual, de Pliego (1,5) y el edificio Lazareto del instituto Hespérides, de Cartagena (0,7).

Se ampliarán y mejorarán centros como el San José, de Las Torres de Cotillas (1,3 millones); el instituto Mar Menor, de San Javier (3); el Maspalomas, de San Pedro del Pinatar (0,4); el colegio Juan Carlos I, de La Unión (2,5); el pabellón del instituto María Cegarra, del mismo municipio (0,6), el comedor del colegio La Paz, de El Palmar (0,4), y el Antonio Delgado Dorrego, de Sangonera la Verde (0,6).

Para retirada de amianto se contempla parte de la inversión plurianual para 167 centros, de 26,6 millones en total.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook