02 de febrero de 2020
02.02.2020
Liderazgos (Región Empresaria)
Marcos Sáez y Francisco Amorós
Director Ejecutivo y Director Comercial de Zukán

Marcos Sáez y Francisco Amorós, Zukán: "La innovación, la diversificación y el inconformismo nos definen"

La empresa Zukán, ubicada en Molina de Segura, se ha especializado en fórmulas edulcorantes de origen natural que aportan valor a la cadena operativa del cliente, al que ofrecen un servicio integral que abarca todas las fases industriales y que incluye orientación y una atención personalizada con el objetivo de mejorar costes y la calidad del producto final

02.02.2020 | 04:00
Marcos Sáez y Francisco Amorós conforman la alta dirección de Zukán.

Marcos Sáez (MS) y Francisco Amorós (FA), director ejecutivo y comercial respectivamente, conforman la alta dirección de Zukán, empresa de Molina de Segura de referencia nacional en la producción y distribución de azúcares sólidos, líquidos y soluciones edulcorantes a medida de origen natural.

Las claves de su éxito radican en una apuesta decidida por la innovación, la diversificación sectorial de sus productos, el bienestar de sus empleados y el inconformismo como actitud empresarial.

Entrevista a Marcos Sáez y Francisco Amorós, de Zukán

Me llama la atención este liderazgo compartido ¿Cuáles han sido los hitos de este desarrollo empresarial desde sus inicios hasta convertirse en el gigante que es hoy?

MS: Esta aventura empresarial comenzó con José Moreno Riquelme (premio al Desarrollo Empresarial en 2019), hijo de conserveros, de Molina de Segura, que ya vio en 1994 la necesidad de montar un distribuidor de azúcar en el sureste español. España era deficitaria y existía monopolio. Su inquietud empresarial le llevó en 1997 a iniciar una nueva actividad generando un valor añadido al azúcar, creando mezclas líquidas para ofrecer una solución al mundo de la conserva, al sector del zumo y el helado. En el año 2000, apostó por montar una planta de azúcar líquido para ampliar el servicio a otros sectores. Esta misma inquietud le llevó a constituir el grupo empresarial Sefran.

FA: Comencé a trabajar en Zukán desde su fundación hace 26 años con José Moreno, llevando la dirección comercial y el departamento de compra. Me encargo de la competitividad en la fabricación de ingredientes y de nuestra capacidad para llegar a nuestros clientes.

MS: Entré como administrativo contable hace 22 años, y hasta el año pasado fui director financiero del grupo empresarial, pero Zukán ha crecido tanto que requiere una atención especial.

FA: La organización y los procesos que tienen lugar han adquirido un volumen importante y aunque cada uno tiene su área de actuación, compartimos la información sobre el devenir de la empresa, esa apuesta en común para la toma de decisiones, desde diferentes puntos de vista, el económico y el comercial, ha resultado ser muy productiva.

¿En que destaca Zukán con respecto a otras empresas del sector?

FA: Somos únicos en hacer mezclas a medida para nuestros clientes. No somos un mero distribuidor, sino que aportamos valor añadido. En este sentido, una de nuestras prioridades es el I+D+i; este departamento tiene dos grandes áreas: el desarrollo de productos para nuestros clientes y una línea de investigación e innovación.

MS: ...Donde se dan soluciones a problemas que todavía no se sabe que existen. Siempre tratamos de estar cuatro o cinco pasos por delante.

¿Me pueden dar algunos ejemplos? Tengo entendido que producen ingredientes exclusivos.

MS: Lylio, el azúcar líquido integral de caña, no se había hecho nunca, un azúcar integral decolorado que no cambia la apariencia del producto. Tenemos el Fosfruit y el Frosvitae, un fructooligosacárido que opera como sustituto del azúcar 100% natural, para el que no hemos empleado ningún procedimiento químico, y que permite el etiquetado Clean Label. Otro ejemplo es el desarrollo de soluciones que permitan golosinas reducidas en calorías.

FA: Un buen ejemplo de este trabajo en innovación es la obtención de azúcares procedentes de la fruta. Los subproductos que se desechan tras el procesado pueden generar ingredientes totalmente naturales de alto valor añadido con un alto impacto en el mercado de la alimentación y las bebidas. Este proyecto es un claro exponente de las virtudes de la economía circular.

MS: O la línea apícola. Hemos creado un producto (Apipasta Plus) que sustituye al polen como alimento específico de las abejas entre períodos de floración a un precio muy competitivo para el agricultor y con múltiples beneficios. Lideramos este sector tras haber aportado investigación y desarrollo; hoy tenemos una cuota de mercado del 60%, con un ritmo de crecimiento altísimo, y con exportaciones a diversos países.

¿La internacionalización de sus productos es la próxima meta de Zukán?

FA: Una de ellas. Precisamente estos productos que hemos citado están preparados para ser exportados. Ya tenemos proyectos en países como Italia, Francia, Grecia, Malta, Argelia, Tailandia o Corea, en parte gracias a nuestra presencia en las principales ferias europeas del sector de ingredientes naturales donde nuestros productos han generado mucho interés. Hasta ahora, hemos centrado nuestros esfuerzos en el comercio de proximidad, y hoy estamos potenciando el mercado exterior.

La variopinta cartera de clientes que tienen es sorprendente.

MS: La diversificación de los sectores con los que trabajamos es muy amplia: bebidas refrescantes y alcohólicas, pastelería, pan, lácteos y derivados, golosinas, helados, conservas, alimentación deportiva, infantil y animal... Esto es al mismo tiempo una oportunidad y un reto porque estamos obligados a conocer a fondo sectores y productos muy distintos.

Qué otros desafíos tienen a la vuelta de la esquina?

MS: Estamos inmersos es la implantación de la industria 4.0. Hemos comenzado por la automatización de una planta como prueba piloto, con una inversión que ronda el millón de euros para ganar eficiencia en los procesos internos.

FA: Además, 2020 será el año del impulso a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Siempre hemos realizado pequeñas acciones, pero este año queremos armar y proyectar nuestra política de RSC. La idea es que nuestros propios empleados escojan qué línea de trabajo quieren apoyar entre diversas propuestas sociales.

Un proyecto que se inició en 2019 y se va a potenciar este año es 'Zukán se moja' en el que trabajamos por optimizar todas las aguas utilizadas en la planta líquida. Además, hemos implantado el certificado ISO 14.001 para la gestión de los riesgos medioambientales.

Estas acciones favorecen la cohesión de la plantilla.

MS: Para nosotros el empleado es imprescindible. El bienestar de nuestros trabajadores es una prioridad. Hemos puesto mucha atención en no cometer los errores que han tenido otras organizaciones excesivamente jerarquizadas donde la comunicación y el acceso a la información son imposibles. Aquí apostamos de manera muy espontánea por la cercanía, la motivación, la libertad de movimiento y aunque parezca un tópico, esos valores nos convierten en una familia. Esta filosofía es la que logra que el sentido de pertenencia y el nivel de permanencia sean altísimos en Zukán.

¿Las nuevas corrientes de opinión, por ejemplo, en torno a los efectos del azúcar en la salud les afectan?

FA: El sector de la alimentación seguirá evolucionando hacia una reducción en la utilización del azúcar en los productos. Si no se ha producido antes es por los costes vinculados. Soluciones que sustituyan al azúcar sin merma en el sabor o en la textura del producto existen y están a disposición de los consumidores. Esto no significa que el azúcar acabe desapareciendo, los llamados 'productos de indulgencia' seguirán utilizándolo durante muchos años.

El problema no es tanto el azúcar, que es un excelente ingrediente que regula la acidez, la textura de los productos, tiene propiedades conservantes, endulza, sino su uso excesivo. Como tantas otras cosas, debe consumirse en su justa medida. Nosotros trabajamos en soluciones que permiten esa reducción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook