30 de enero de 2020
30.01.2020
Encuesta

Nueve de cada diez directivos temen que el estado del Mar Menor perjudicará a la economía

La incertidumbre política es el principal problema que perciben los responsables de las empresas, según el sondeo de Adimur, junto con la falta de personal formado y la carencia de infraestructuras

29.01.2020 | 20:37
Nueve de cada diez directivos temen que el estado del Mar Menor perjudicará a la economía

Nueve de cada diez directivos de la Región temen que la situación del Mar Menor repercutirá en la economía regional y consideran necesario aplicar medidas para recuperar la laguna salada. Esta es una de las conclusiones recogidas en el V Observatorio de la Asociación de Directivos de la Región de Murcia (Adimur), presentado este miércoles por la organización. Casi la mitad de los encuestados también muestra su preocupación por la falta de personal cualificado, mientras que alertan de que la situación de incertidumbre política está frenando la inversión. La consecuencia es que solo el 10% prevé que la economía vaya a mejorar este año frente al 54% que piensa que empeorará.

El 45% de los directivos prevé que su empresa aumentará plantilla en este ejercicio, mientras que un 23% cree que la reducirá. No obstante, el 61% cree que el empleo empeorará en los próximos meses, frente al 16% del año anterior.

El presidente de Adimur, Antonio López, que presentó los resultados del sondeo junto a Trinidad Guía y Jaime Dávalos, mostró su sorpresa por la gran unanimidad que despierta el Mar Menor, aunque dijo ser «consciente del valor sentimental que tiene y de que es un estandarte como imagen de la Región». A su juicio, el Campo de Cartagena será la zona más perjudicada por el desastre ecológico que sufre la laguna salada.

Por otra parte, el 95% de los directivos opina, en mayor o menor medida, que «las medidas de protección del medio ambiente deben de anteponerse a los intereses empresariales».

La inquietud ante el Brexit alcanza cotas semejantes, ya que «el 93% de los consultados se muestra preocupado» por la desconexión de Reino Unido, aunque los responsables que trabajan en el sector agrario son los que temen mayores perjuicios.

La incertidumbre política y las carencias formativas que los directivos de la Región encuentran en las nuevas generaciones son percibidas como las mayores debilidades de la economía regional. Los directivos admiten que las incógnitas que aún pesan sobre decisiones como los presupuestos frenan la inversión y la generación de empleo.

Antonio López apuntó que los jóvenes no solo llegan a las empresas con déficit en preparación tecnológica, sino también en capacidad de «comunicación» o de resolución de los problemas cotidianos. Considera que la FP Dual puede ser una buena alternativa y avanzó que ha mantenido contactos con la Facultad de Economía y Empresa para plantear sus inquietudes. Por eso, entre las medidas más demandadas por los directivos figuran la mejora de la calidad de la enseñanza (4,54 puntos sobre 5), el desarrollo de las infraestructuras (4,49) y la reducción de la burocracia (4,47).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook