30 de enero de 2020
30.01.2020
Especial
Responsabilidad Social Empresarial

Iberdrola promueve los nuevos modelos de consumo energético

La compañía, con carácter pionero, ha comenzado a compensar los excedentes de energía a sus clientes de autoconsumo, quienes han disfrutado de una rebaja en la factura de la luz del pasado mes de diciembre

30.01.2020 | 04:00
Iberdrola promueve los nuevos modelos de consumo energético

os nuevos cambios regulatorios están promoviendo la instalación de fotovoltaica para autoconsumo, ya que reducen los costes -se suprimen los cargos sobre la energía autoconsumida-, se simplifican el proceso para la tramitación de las instalaciones y se introducen nuevas modalidades de consumo -como el autoconsumo compartido-, entre otras medidas. Para las instalaciones con excedentes acogidas a compensación, la energía que no se autoconsume de forma instantánea se vuelca a la red de manera que al final del periodo de facturación (como máximo un mes) el valor de esa energía excedentaria se compensa en la factura del consumidor.

Iberdrola se ha adelantado a la normativa y con carácter pionero ha comenzado a compensar los excedentes de energía a sus clientes de autoconsumo, a partir de lecturas reales de energía. Los primeros clientes que ya han completado el proceso de registro de sus instalaciones disfrutarán de una rebaja en la factura de la luz en el mes de diciembre, correspondiente a la electricidad generada por sus instalaciones solares que no han consumido y han vertido a la red de distribución.

Conseguir las compensaciones en la factura requiere completar un proceso que se inicia acudiendo a la Comunidad Autónoma para presentar en la Consejería de Industria la solicitud de alta de autoconsumo con compensación. Tras ser aprobada, la administración regional comunica a la compañía distribuidora los datos del cliente y la instalación para la gestión del alta. A continuación, la distribuidora lo notifica a la comercializadora, que establece en un contrato con el usuario la compensación en la factura mensual de la luz por los excedentes vertidos a la red que no ha consumido.

Iberdrola se ha adelantado a la normativa -el RD 244/2019, en fase de implantación- y con carácter pionero ha comenzado a compensar los excedentes de energía a sus clientes de autoconsumo, a partir de lecturas reales de energía.

De hecho, los 200 primeros clientes que ya han completado el proceso de registro de sus instalaciones disfrutarán de una rebaja en la factura de la luz en el mes de diciembre, correspondiente a la electricidad generada por sus instalaciones solares que no han consumido y han vertido a la red de distribución.

Para facilitar este proceso, y hasta completar los trámites para conseguir la compensación en la factura, Iberdrola ha lanzado el Plan Solar, con el que cliente de una instalación fotovoltaica puede disfrutar de un precio más económico en las horas en las que no hay sol y compensar sus excedentes desde el momento de su contratación, que la compañía ha establecido en 10 euros al mes.

Solución llave en mano

Iberdrola lanzó hace unos años Smart Solar, una solución 'llave en mano' para la generación y consumo de energía fotovoltaica, que incluye el estudio y diseño personalizado, la tramitación administrativa, el montaje, la financiación, el asesoramiento sobre el seguro, el mantenimiento y la monitorización a través de herramientas web. En este caso, Iberdrola se encarga de la gestión de los trámites necesarios para acogerse a la compensación de excedentes.

Los ahorros generados con estas instalaciones pueden alcanzar hasta un 70% de la factura anual, si la vivienda dispone de baterías, y hasta un 40% si no dispone de ellas. En todos estos casos, sin considerar las ayudas municipales y/o autonómicas disponibles (bonificación de IBI, a través de IRPF o ayudas específicas con presupuesto definido).

Entre las soluciones más comunes es la instalación de 3 kW - 10 paneles solares que ocupan una superficie de 20 m2 en el tejado de la vivienda. La instalación puede producir una cantidad anual de energía de 4.950 kWh y la vivienda puede beneficiarse de la parte que autoconsuma de la generación de las placas. Las emisiones evitadas serían de unos 1.700 kg CO2/año.

El autoconsumo también supone una opción de abastecimiento energético para las empresas, por el ahorro en la factura eléctrica y su repercusión en la mejora de la competitividad. En estos casos, los ahorros estimados pueden representar entre un 30% y un 35% de la factura tradicional.

Como todas las soluciones smart de Iberdrola, el cliente podrá conocer en tiempo real la energía que produce y consume, de forma digital, a través de la web o la App de Iberdrola, y operar su instalación de forma autónoma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook