28 de enero de 2020
28.01.2020
Presupuestos

La clase media de la Región de Murcia tendrá la mayor rebaja del tramo autonómico del IRPF

Los Presupuestos regionales para 2020 contemplan una rebaja fiscal por segundo año consecutivo del IRPF que beneficiará a más de 300.000 murcianos

27.01.2020 | 21:16
La clase media de la Región de Murcia tendrá la mayor rebaja del tramo autonómico del IRPF

No son los presupuestos más deseables para el Gobierno regional, pero son los que se han podido hacer en base a la infrafinanciación que sufre la Región de Murcia por parte del Estado y que llega a generar el 85% de la deuda pública de la comunidad, que alcanza ya los 10.000 millones de euros. Este es el análisis realizado por el consejero de Hacienda y Presidencia, Javier Celdrán, ayer durante la presentación de los Presupuestos regionales para este 2020 aprobados en Consejo de Gobierno extraordinario.

Unas cuentas regionales que ascienden a un total de 4,753 millones de euros, un 2,4% más que el pasado año, lo que supone un crecimiento de 110 millones de euros. Esto implicaría que cada día habría un gasto de 13 millones de euros que se invertirían con la «máxima eficiencia». Celdrán remarcaba durante su comparecencia que estos Presupuestos son fruto del «diálogo político y la voluntad de entendimiento», y es que son las primeras cuentas que se elaboran en la Región dentro de un gobierno de coalición (Partido Popular y Ciudadanos) y que contarán con el apoyo de Vox tras un acuerdo alcanzado hace unas semanas para lograr su voto a favor cuando el Proyecto de Presupuestos se vote en la Asamblea regional, previsiblemente dentro de un mes.

En la presentación de ayer sobrevoló continuamente el fantasma de la financiación autonómica como una herramienta de machaque al Gobierno central, ya que estas cuentas las han tenido que elaborar en un contexto de «máxima incertidumbre» ante las señales de desaceleración de la economía a nivel global y nacional, y por un «sistema de financiación que lleva 12 años lastrando a la Región de Murcia», generando una «desventaja competitiva» y agravado todo por la falta de comunicación del Gobierno de España a las Comunidades Autónomas del importe de las entregas a cuenta del sistema de financiación para este año. «Es un hecho insólito que ha trasladado incertidumbre en la elaboración de estos presupuestos», remarca Celdrán.

En estos Presupuestos, pese a la deuda de la Región, el Gobierno reincide en la bajada de impuestos con una deducción del tipo impositivo de todos los tramos de la tarifa autonómica del IRPF, lo que beneficiará a más de 300.000 contribuyentes murcianos, que se ahorrarán más de 15 millones de euros adicionales. Este es el segundo año que se acomete esta rebaja fiscal en el IRPF, que se extenderá hasta 2023 y que beneficia especialmente a las clases medias, con unos ingresos comprendidos entre los 12.450 y los 34.000 euros anuales. Para 2020 se mantienen asimismo las deducciones en el IRPF por nacimiento o adopción de hijos (hasta 300 euros) y por gastos en guarderías (hasta 1.000 euros), que podrán desgravarse por primera vez las familias murcianas en la declaración de la renta que hagan la próxima primavera y que devolverá a sus bolsillos un total de tres millones de euros.

El «dinamismo económico» que vive la Región hoy en día y la lucha contra la desventaja competitiva que vive la comunidad con respecto a otros territorios a cuenta de la financiación autonómica son los motivos con los que Celdrán justifica esta bajada de impuestos: «Todas estas actuaciones buscan hacer atractiva desde el punto de vista fiscal a la Región de Murcia para que no se vayan ni las familias ni las empresas». Con esta bajada «racional» de las tasas «conseguimos reducir ese punto negativo que tenemos de pérdida de competitividad. Este es el único margen que tenemos en la política regional para evitar evasión de inversiones y de empresas de nuestra Región que se podrían ir a otros sitios mucho mejor financiados», subrayaba Celdrán.

El consejero de Hacienda señala que este año el margen de déficit permitido es nulo, 0% del PIB, por lo que pidió para este 2020 una reforma urgente del sistema de financiación por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. En ello se justifica, según Celdrán, que los ingresos de la Comunidad para este año se estimen en 4.709 millones de euros, frente a los 4.715 millones de euros del 2008, previo a la crisis económica, por lo que, pese al crecimiento y recuperación, es «insuficiente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook