24 de enero de 2020
24.01.2020
Trasvase

Los regantes temen que el caudal ecológico se lleve 80 hm3 más

El Scrats se prepara para la batalla jurídica, mientras que el PSOE afirma que el Acueducto "es irrenunciable"

24.01.2020 | 15:44
Canal del Trasvase a su paso por el Guadalentín.

Los regantes del Trasvase calculan que el aumento de los caudales ecológicos del Tajo propuesto para el nuevo plan de cuenca puede suponer una pérdida de unos de 80 hectómetros cúbicos anuales y se preparan para emprender la batalla jurídica.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha puesto en marcha hoy la revisión de los planes hidrológicos del Tajo y del Segura, con la publicación de los llamados Esquema de Temas Importantes de ambas cuencas para el periodo 2021-2027, los documentos que recogen los objetivos a cumplir durante los próximos siete años.

El aumento de los caudales ecológicos del Tajo era una de las mayores preocupaciones de los regantes, dado en Castilla-La Mancha había pretensiones de aprovechar la revisión de los planes de cuenca para establecer un incremento, que en algunos casos llegaba a duplicar incluso los volúmenes circulantes por el cauce en estos momentos.

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, ha apuntado que, de acuerdo con los datos recogidos en el documento publicado hoy por el Ministerio, el incremento del caudal ecológico puede suponer una merma de unos 80 hectómetros cúbicos.

Lucas Jiménez ha mostrado su preocupación por el alcance de los cambios que puedan llegar a recogerse en el nuevo Plan Hidrológico del Tajo, aunque ha señalado que "tenemos seis meses por delante" para estudiar el documento y presentar alegaciones.

Ha precisado que el Sindicato está estudiando la repercusión de este aumento en los caudales destinados a mantener el buen estado del cauce, cuyo impacto dependerá en gran medida de las aportaciones que se produzcan en los próximos años.

También ha anunciado que el Scrats cuenta con un potente equipo jurídico que a partir de ahora se dedicará a preparar las alegaciones al documento difundido hoy por el Ministerio de Teresa Ribera, que permanecerá expuesto al público durante los próximos seis meses.

Por su parte, el secretario general del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional, Diego Conesa, apunta que la repercusión del nuevo caudal ecológico podría suponer una diferencia mucho menor respecto a la situación actual.

Conesa ha recordado que «en 2010 lo que se planteaba sobre el trasvase a su paso por Aranjuez eran 10,8 hectómetros cúbicos. Con la racionalidad técnica, se está proponiendo ahora, nueve años después, que sean 8,5 hectómetros cúbicos».

El líder del PSOE defiende que «una vez más, queda demostrado que el trasvase Tajo-Segura es irrenunciable y se seguirá defendiendo con criterios técnicos. El Acueducto es una infraestructura estratégica nacional y no se va a cerrar por una cuestión política, y mucho menos, estando el PSOE en el Gobierno de España», ha asegurado.

También ha recordado que el establecimiento de los nuevos caudales ecológicos es solo una propuesta, sobre la que se pueden hacer alegaciones y trabajar en lo que se pueda mejorar hasta que sea definitiva en 2021. «Lo que está haciendo el Ministerio es cumplir la legalidad y una sentencia que emplazaba a revisar los caudales ecológicos».

En este sentido, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los agricultores de la Región de Murcia y ha emplazado a todos los órganos afectados, especialmente al Scrats, a hacer un trabajo serio, riguroso y documentado en el que se demuestre que los caudales ecológicos pueden establecerse definitivamente en un nivel inferior".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook