19 de enero de 2020
19.01.2020
Fibromialgia

Camina 6.000 kilómetros para aliviar el dolor de la fibromialgia

Llega a la Región de Murcia la francesa Violette Duval, de 35 años, que con su acción quiere que se hable sobre la enfermedad caracterizada por un dolor constante en la mayor parte del cuerpo

19.01.2020 | 04:00
La joven, llegando a la localidad costera de Águilas, por donde ha pasado para llevar a cabo su proeza.

Violette Duval tiene 35 años y es un testimonio viviente sobre cómo sobrellevar la fibromialgia. Con lo que está haciendo, quiere demostrar al mundo que ella no tiene que dejar de vivir con calidad solo porque en su momento se vio cara a cara con este diagnóstico: el de una enfermedad caracterizada por un dolor constante en la mayor parte del cuerpo.

Durante estos días esta atravesando la Región de Murcia, esta francesa que tiene previsto realizar 6.000 kilómetros a pie para visibilizar una enfermedad muy extendida entre la población, pero a su vez la gran desconocida como es la fibromialgia.

La palabra fibromialgia (FM) significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). La fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos). Este dolor se parece al originado en las articulaciones, pero, sin embargo, no se trata de una enfermedad articular.

La fibromialgia es frecuente: la padece entre el 2% al 6% de la población, sobre todo mujeres. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante).

Violette padece está enfermedad desde los catorce años, pero fue en 2010 cuando sufrió un ataque severo que le imposibilitó seguir realizando su forma de vida en aquel momento.

Apasionada de la fotografía y exdeportista de alto nivel decidió no dejar que la enfermedad le perdiera los pasos y comenzó a viajar por el mundo para visibilizar está enfermedad tan acusada. Tras cruzar Asía, Oceanía y las islas del Pacífico, durante más de 3 años, regresó a Francia por un año, pero el gusanillo de viajar le llevó nueve meses a Sudamérica.

«La hospitalidad de la gente»

El pasado 13 de abril inició su último gran reto realizar 6.000 kilómetros a pie, por la costa de Francia, España y Portugal.

Cada día hace entre 20 y 25 kilómetros, siempre con su carrito, en el que lleva tienda de campaña y todo lo que pueda necesitar, parando en albergues y camping. Tiene previsto llegar el 4 de abril a Marsella, en Francia, donde finalizará su gran reto.

Violette Duval incide que, en España, «se conoce mucho mejor la enfermedad que en Francia». También destaca la «hospitalidad de la gente que me voy encontrando en el camino y que le voy explicando el motivo de mi viaje». Quiere advertir sobre el diagnóstico lento y difícil y la falta de reconocimiento de la enfermedad, que en su país natal, Francia, afecta a alrededor de 200.000 personas, calcula la joven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook