19 de enero de 2020
19.01.2020
Turismo

La burocracia impide a diez empresarios acudir con sus productos a Fitur

Tres veces solicitó el representante del Grupo Hostelero Álvarez en el Instituto de Turismo participar en la feria, sin obtener respuesta

19.01.2020 | 04:00

La Consejería les ha ofrecido viajar a última hora, pero han declinado la oferta.

El laberinto administrativo ha impedido a una decena de empresarios murcianos participar en la Feria Internacional de Turismo. El representante del Grupo Hostelero Álvarez, Andrés Álvarez, como portavoz del grupo realizó repetidas peticiones formales al Instituto de Turismo de la Región, pero obtuvo el silencio por respuesta.

Fuentes de la Consejería de Turismo han trasladado a LA OPINIÓN que un cúmulo de circunstancias negativas provocaron que no se diera el curso adecuado a la solicitud. Han ofrecido a los empresarios la posibilidad de acudir a Fitur, pero estos han declinado la oferta por el poco tiempo que tienen para preparar el viaje.

Todo comienza el pasado 11 de noviembre, cuando Andrés Álvarez presenta en el Instituto de Turismo la solicitud para «poder promocionar a nuestra Región de Murcia en la próxima feria de turismo en Madrid como catering mediante degustaciones de varios productos de la gastronomía murciana», según recoge el documento.

Silencio administrativo

Pasan los días y no se produce ninguna respuesta. Es por esto que el 5 de diciembre vuelve al Instituto y solicita a la secretaria del director por escrito una respuesta a la petición anterior. En el documento se puede leer que el firmante «solicita la contestación al escrito presentado en esta institución el día 11 de noviembre de 2019 para en caso positivo poder mantener una reunión con las personas encargadas de la organización de dicho evento».

«Siguen sin contestarme y el 10 de enero voy allí para ver si me dicen algo», explica el hostelero. «Me dicen que allí no ha llegado el escrito», relata a este periódico.

Este grupo de empresarios ya acudió a Fitur en 2017 y en 2018. En el 19 les dijeron que no había hueco y, para que no volviese a suceder, decidieron presentar la solicitud dos meses antes del evento.

En los años que consiguieron asistir, les explicaron que entre los requisitos necesarios estaban poseer cárnet de manipulador de alimentos, pasar las revisiones de sanidad o estar al corriente de pagos. Aportaron todo lo necesario y pudieron participar. «Hicimos paparajote, arroz y verduras, dimos embutidos. Una serie de empresas se prestaron a dar sus productos desinteresadamente», relata. «¿Por qué este silencio este año? No estoy pidiendo ninguna subvención», dice.

El hostelero cuenta que «estas empresas lo que quieren es ayudar a la comunidad dando sus productos gratis y dando a conocer su trabajo», afirma.

Les ofrecen participar

Andrés Álvarez se queja de que después de tres peticiones el Instituto de Turismo no se puso en contacto con él. «Lo veo como una falta de respeto a las empresas que querían asistir y a mí», asegura.

Desde la Consejería de Turismo explican que han coincidido una serie de circunstancias que provocaron que la solicitud de Álvarez no llegara a buen puerto.

En las fechas en las que tienen lugar los intentos del grupo de empresarios de conseguir el permiso para asistir a Fitur, se produce el relevo de Francisco Bernabé como director del Instituto, que es sustituido por Juan Francisco Martínez. Por otra parte, la secretaria del director estuvo de baja en estas fechas. Esto, junto con el número de peticiones que han recibido, ha provocado, según las fuentes consultadas de Turismo, que la solicitud no se resolviera adecuadamente.

Tras las indagaciones de LA OPINIÓN, el director del Instituto de Turismo se ha puesto en contacto con Andrés Álvarez para ofrecerle que él y los otros nueve empresarios acudan a Madrid para representar a la Región en Fitur. No quieren que nadie que quiera formar parte de la Feria Internacional de Turismo que tendrá lugar en Ifema se quede fuera por un contratiempo así.

Sin embargo, Álvarez ha declinado la oferta: «Nosotros ya no vamos a ir porque no tenemos nada preparado. No podemos preparar el viaje de un día para otro». Y sentencia: «Las empresas están molestas y yo, también».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook