17 de enero de 2020
17.01.2020
Recomendaciones

Consejos a tener en cuenta ante el frío y la nieve que llega a la Región de Murcia

Sigue estas reglas específicas para la conducción y las medidas a tener en cuenta en viviendas

17.01.2020 | 12:58
Consejos a tener en cuenta ante el frío y la nieve que llega a la Región de Murcia

El frío, la nieve y el viento llegarán a la Región de Murcia este fin de semana. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido el aviso amarillo por nieve a partir del domingo en el Altiplano y el Noroeste.

Algunos municipios como Bullas ya han activado la pre-emergencia ante la nevada que se espera.

Sigue estos consejos ante el frío y la nieve:

Reglas específicas para la conducción

Con nieve:

– Encender las luces de cruce. (Ver bien y ser visto).

– Comprobar el funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica.

– Utilizar el sistema de ventilación interior del vehículo para eliminar el vaho sobre los cristales y aplicar una bayeta seca.

– Evitar aceleraciones y deceleraciones bruscas, así como adelantamientos.

– Anticiparse ante cualquier incidencia para no tener que utilizar los frenos.

– Mantener la velocidad reducida.

– Limpiar periódicamente la nieve que se acumula en el guardabarro y que puede obstaculizar el giro de las ruedas.

– Mucha precaución con la nieve pisada en calzada y transformada en hielo, pues es muy deslizante.

– Tan pronto como la carretera se vea blanca o cuando lo demanden las Fuerzas de Vigilancia en carretera, se colocarán las cadenas en las ruedas motrices en caso de no llevar neumáticos de invierno.

– Las cadenas se instalarán en lugares apartados de la calzada y de fácil acceso para el vehículo, evitando entorpecer la circulación de la carretera.

En caso de bloqueo de la carretera por nieve:

– No adelantar a un vehículo bloqueado por nieve en carretera, sin estar completamente seguro de poderlo hacer, dejando la vía libre después de realizar la maniobra.

– No pararse nunca en la calzada, aparcar fuera de la carretera y no abandonar el vehículo más que estando seguro de poder llegar a una casa o refugio para solicitar ayuda.

Con hielo:

– Saber reconocer con anticipación los tramos o zonas con hielo para no tener que utilizar los frenos. Algunos signos que detectan su presencia en la carretera pueden ser:

  • hielo sobre el parabrisas.
  • humedad alta y sol brillante.
  • existencia de zonas blanquecinas de escarcha o hielo en aledaños a la calzada.

– Disminuir lentamente la velocidad y mantenerla muy reducida.

– Evitar frenar o cambiar bruscamente de dirección.

– Evitar aceleraciones y deceleraciones, así como adelantamientos.

– Tener presente la dirección y comportamiento del resto de vehículos que puede ser imprevisible.

Medidas a tener en cuenta en viviendas

De otra parte, en las viviendas se deben aislar todas aquellas tuberías, contadores y válvulas que se encuentren en zonas expuestas al aire frío o a la nieve, o en zonas frías de las casas, como sótanos y/o áticos.

En caso de viviendas con jardín o patio que dispongan de mangueras, se debe desconectar la manguera del grifo, y vaciar de agua el tramo de tubería que va desde la válvula de paso hasta dicho grifo, de manera que no se produzca congelamiento de agua que pueda llevar a la rotura de la tubería. En el interior de las viviendas se pueden dejar abierto los grifos de manera que caiga un goteo constante de agua templada en los momentos de temperatura más baja, de modo que no se congele el agua circulante.

En las viviendas vacías, en las que no se reside en estas fechas, conviene vaciar el agua que se encuentra en las tuberías. Para ello se debe cerrar la válvula de paso de general y abrir todos los grifos hasta que se esté seguro que no queda agua en las tuberías.

En las redes de campo, se debe verificar que no haya ningún tramo de red a la intemperie, y en ese caso se debe tapar o aislar convenientemente. Además, se deben tapar todas las arquetas de contadores y válvulas, asegurándose que en las mismas no hay ningún hueco en las paredes por el que pueda penetrar aire frío o nieve. Los contadores y las válvulas deben ser también aislados para evitar que se congelen y lleguen a romperse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook