16 de enero de 2020
16.01.2020
Sanidad

El anillo vaginal financiado por Sanidad lleva meses desabastecido

Las mujeres pueden solicitar este método anticonceptivo desde el 1 de noviembre, pero entonces ya acumulaba cinco meses sin existencias en la Región

15.01.2020 | 21:33
El anillo vaginal financiado por Sanidad lleva meses desabastecido

El Ministerio negocia una segunda marca.

Las mujeres murcianas aún no han podido retirar de las farmacias el sistema anticonceptivo en forma de anillo vaginal que financia el Ministerio de Sanidad desde el pasado 1 de noviembre debido a los problemas de desabastecimiento que exiten de este producto. Sanidad anunció a final del pasado año que desde el 1 de noviembre financiaba el primer sistema anticonceptivo en formato de anillo vaginal, Dolna, de laboratorios Adamen, en su formato de tres unidades.

Sin embargo, desde esa fecha, pocas mujeres por no decir ninguna, han podido tener acceso efectivo al fármaco financiado por la cartera pública, ya que cuando se suponía que entraba en vigor su financiación existían problemas de suministro en toda España y a las boticas de Murcia no llegaba desde hacía meses. Responsables del Colegio de Farmacéuticos de la Región afirman que existen problemas de suministro de este anillo vaginal desde el 3 de junio de 2019, antes incluso de que el Ministerio decidiera incluirlo en el listado de anticonceptivos femeninos financiados por la Sanidad pública.

La situación se mantiene desde hace siete meses y el laboratorio responsable, Adamed SL, ha anunciado que el problema de estocaje se mantendrá, al menos, hasta finales de este mes de enero.

Es la situación que han denunciado tanto mujeres en edad fértil que estaban interesadas en acceder a este método anticonceptivo (con el etinilestradiol y etonogestrel como principios activos) como profesionales de Medicina Familiar y especialistas en Ginecología que en estos meses no han podido recetar el medicamento financiado porque, simplemente, no estaba en los almacenes.

El propio Ministerio de Sanidad calculaba que hasta 37.000 mujeres podrían beneficiarse de este método anticonceptivo, aunque la realidad es que, de momento, no ha sido así.

Según la última encuesta sobre métodos anticonceptivos realizada por la Sociedad Española de Contracepción, de las más de 10 millones de mujeres en edad fértil en España, cerca de 200.000, un 2,9 por ciento de las que utilizan algún método anticonceptivo se decantan por el anillo, por lo que el grupo de mujeres interesadas en acceder a este medicamento financiado es amplia.

La caja de uno sí está disponible

Desde el Ministerio de Sanidad concretan que la presentación financiada es el paquete de tres anillos vaginales Dolna, la que, precisamente, carece de estocaje hasta finales de este mes. En las farmacias sí se puede encontrar, sin embargo, la caja que comercializa el mismo laboratorio y que solo contiene un anillo vaginal pero, en este caso, el medicamento no está financiado.

De esta forma, el primer anillo vaginal financiado por Sanidad se suma así a otras 529 presentaciones diferentes de medicamentos que a día de hoy tienen problemas de suministro en el sistema farmacéutico español, según el Centro de información online de medicamentos(CIMA) de la Agencia Española del Medicamento, Aemps.

Más métodos

Pese a este difícil arranque, desde la Sociedad Española de Contracepción aplauden el esfuerzo del Ministerio de Sanidad por ampliar el catálogo de métodos anticonceptivos financiados por la Sanidad pública y que, hasta ahora, incluía diferentes presentaciones orales -hormonales combinados y a base de progestágeno- además de anticonceptivos reversibles de larga duración, conocidos como LARC: tres tipos de dispositivos intrauterinos (DIU), Medroxiprogesterona inyectable y un implante de Etonogestrel pero ningún anillo vaginal.

El SNS financia un total de 14 presentaciones de anticonceptivos de última generación, también llamados de cuarta generación porque han sido desarrollados para lograr, además de su eficacia anticonceptiva, efectos beneficiosos no contraceptivos.

«Aunque se esté retrasando lo cierto es que el Ministerio ha querido poner en práctica lo que dice la ley 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva para financiar más métodos anticonceptivos de última generación y que estaba parado. Ampliar el catálogo siempre es positivo», explica la presidenta de la Sociedad Española de Contracepción, Paloma Lobo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas