14 de enero de 2020
14.01.2020
Medio ambiente

SOS Mar Menor considera que la ley se hizo "de forma apresurada y opaca"

El representante de Ecologistas en Acción, Pedro Luengo, criticó que se haya recortado lo que venía en la ley de medidas urgentes

14.01.2020 | 14:15
SOS Mar Menor considera que la ley se hizo "de forma apresurada y opaca"

La plataforma SOS Mar Menor ha criticado este martes en una rueda de prensa celebrada en Los Alcázares el decreto ley del Mar Menor en un amplio informe al considerar que se ha hecho de forma "apresurada y opaca" y que además "no protege" realmente la laguna.

El representante de Ecologistas en Acción, Pedro Luengo, ha dicho que no se trata de poner sobre la mesa una única solución estrella, sino que se trataría de un compendio, si bien consideró necesario poner en marcha una banda perimetral de dos kilómetros como mínimo para "renaturalizar" el entorno de la laguna, "revegetar" ese entorno y recuperar secanos que harían que la agricultura sea compatible con la protección, así como la reconversión total del sector primario en la zona.

Advirtió que el proceso parlamentario que se abre ahora en la Asamblea Regional no garantiza que se incluyan estas propuestas, pero sí que participen diversos colectivos sociales que no lo hicieron para elaborar ese decreto con el que "hemos ido para atrás y realmente no parece que se vaya a avanzar nada, incluso estamos peor que antes de sacar el decreto", aseveró Luengo, quién criticó que se haya recortado lo que venía en la ley de medidas urgentes.

Indicó que el 42 por ciento de los artículos se refieren a contenidos ya recogidos en normativas anteriores, el 21 por ciento a avances menores y de eficacia "muy limitada", y el 37 por ciento a retrocesos significativos con respecto a lo aprobado en la ahora derogada ley de medidas urgentes.

Entre los retrocesos, Ecologistas en Acción señala la eliminación de la prohibición de nuevos regadíos; el que deje de ser obligatorio el código de buenas prácticas agrarias en la cuenca del Mar Menor, que la agricultura ecológica deje de ser referente como modelo agrario en esa cuenca, la eliminación de la implementación obligatoria de un sistema de reducción de nitratos por parte de los titulares de las desalobradoras y el minimizar las obligaciones relativas a las estructuras vegetales de conservación.

Además señalan la eliminación de la prohibición de utilizar fertilizantes de gran poder contaminante, y la minimización de las limitaciones al uso de estiércoles y otros fertilizantes orgánicos.

Los artículos 18, 19 y 20 dedicados a gestión del medio natural no realizan avances respecto a la normativa e instrumentos de planificación ya existentes, siendo lo más relevante de la ley en este ámbito para los ecologistas, que no se propongan ampliaciones de calado de la superficie protegida actual y que no haya normas adicionales de protección de la naturaleza de carácter zonal como la recuperación de humedales.

Asimismo, mencionan que no hay normas adicionales de protección de la naturaleza de carácter transversal como ampliación de supuestos sometidos a evaluación de impacto ambiental o el establecimiento de umbrales más exigentes.

La gestión ambiental cuenta solamente con 5 artículos (21 al 25), según la plataforma SOS Mar Menor, "limitándose a abordar los vertidos y ni siquiera aportan avance alguno, más bien retrocesos respecto a lo ya existente en materia de control de vertidos al mar Menor y gestión de aguas pluviales".

El artículo 3, añaden, incluye algunos fines no relacionados con los ambientales como simplificar los procedimientos administrativos que afecten a la autorización de actividades y proyectos, lo cual, según la plataforma, "supone menos protección ambiental del Mar Menor y su cuenca". 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook