11 de enero de 2020
11.01.2020
Presupuestos

Los Presupuestos, bloqueados por el 'pin parental'

Cs se negaría a implantar una de las principales exigencias de Vox, cuyo apoyo es necesario para aprobar las cuentas de 2020

10.01.2020 | 23:40
Los Presupuestos, bloqueados por el 'pin parental'

El Ejecutivo sí estaría dispuesto a revisar las subvenciones a la patronal, sindicatos y Ucomur, y buscarían una nueva ubicación para realojar a los menores del centro de Santa Cruz.

Los presupuestos regionales para este año se han encontrado con un escollo que ha echado para atrás las intenciones del Gobierno autonómico de poder cerrarlos esta misma semana con el apoyo de los dos partidos que forman el Ejecutivo, Partido Popular y Ciudadanos, y Vox. El 'pin parental' se ha convertido en la bestia negra de unas cuentas regionales que el Ejecutivo no logra cerrar por culpa de la formación de ultraderecha, con quien está negociando estos días para sacar adelante los presupuestos.

La oposición frontal a la propuesta de Vox de establecer un pin parental en los centros educativos regionales vendría por parte de Ciudadanos, que se niega a aprobar una medida que el partido de Santiago Abascal lleva exigiendo desde que logró representación parlamentaria en las pasadas elecciones autonómicas. Este 'pin parental' establecería que los colegios e institutos de la Región estarían obligados a informar y conseguir la aprobación de los padres del alumnado para que los hijos reciban formación extraescolar en cualquier ámbito educativo.

Esta negativa de Cs a sacar adelante la medida de Vox impediría el voto a favor de los Presupuestos cuando sean refrendados en la Asamblea regional, dado que PP y Cs no obtienen mayoría absoluta y necesitarían del apoyo de los cuatro diputados de la formación verde. En la tarde de ayer estaba prevista una reunión para seguir negociando a tres bandas las cuentas de este año pero el encuentro se dio al traste en cuestión de Horas.

Tanto el escollo del 'pin parental' como que justo ayer el diputado nacional de Vox por Murcia, Luis Gestoso, pidiera la dimisión de la vicepresidenta del Gobierno regional, Isabel Franco, por no haber aprobado Cs el decreto del Mar Menor durante la reunión ayer de la Diputación Permanente de la Asamblea terminó con las posibilidades de seguir negociando, al menos de momento.

Gestoso destacó la «incapacidad» de Franco para gestionar un equipo de gobierno y le recordó que hace unas semanas, representantes de Ciudadanos y del PP «pidieron la ayuda de Vox para sacar la Ley Integral del Mar Menor». La vicepresidenta le respondió señalando que «el diputado Luis Gestoso admitía hace unos días que era insuficiente. ¿En qué quedamos?».

Este incidente no ha sentado nada bien dentro del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea. En referencia al 'pin parental', el partido naranja intentó conseguir la aprobación de Vox proponiendo crear mesas de estudios especificas para cada materia que se quiera impartir en los centros escolares de manera extracurricular y que haya un debate al respecto sobre solicitar la aprobación de los padres o no en función del contenido que se imparta. Vox, durante las últimas negociaciones de los Presupuestos, se cerró también en banda con la propuesta de Ciudadanos alegando que el pin parental estaba en el acuerdo de investidura del presidente Fernando López Miras que aprobaron junto al PP y Cs, por lo que se debería cumplir aquello en lo que estuvieron de acuerdo los tres partidos.

Revisar subvenciones

Sin embargo, hay ya puntos de encuentro entre las tres formaciones que negocian los presupuestos. La mayoría de exigencias de Vox para dar su visto bueno han sido aceptadas por PP y Cs, pero en algunas los dos partidos han logrado introducir matices.

En una de las más importantes peticiones, Vox exigió al Ejecutivo el fin de las subvenciones para la patronal (Croem) y sindicatos (UGT y CC OO), pero a esta lista se habrían sumado Amusal (Asociación de Empresas de Economía Social de la Región de Murcia) y Ucomur (Unión de Cooperativas de la Región de Murcia). Tanto los populares como los naranjas sí habrían aceptado en este punto revisar las subvenciones que reciben los representantes de los empresarios, trabajadores, cooperativas y empresas de economía social.

Centro de Menas en Santa Cruz

Más claro lo tienen con la exigencia del cierre del centro de acogidas para menores inmigrantes no acompañados de Santa Cruz. Las instalaciones en la pedanía murciana han sido blanco de críticas por parte de la formación de ultraderecha y finalmente parece que lograrán su cierre, pero con un matiz: Desde PP y Cs matizan que antes de cerrar se buscará una ubicación específica donde poder crear otro centro de 'Menas' y dotarlo de presupuesto para poder realojar a los inquilinos del de Santa Cruz.

Otro punto del acuerdo que intenta alcanzar Vox con el Gobierno regional es reducir los beneficios a las empresas de casas de apuestas en la Región y lo recaudado a través de impuestos de estas entidades se destinaría a ayudas para las familias numerosas y a la protección de la natalidad. Esto reforzaría la línea política de Vox encaminada a frenar los abortos y lograr un incremento del número de nacimientos para superar la crisis demográfica que también afecta a la Región.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, iniciativa impulsada por Naciones Unidas, quedaría borrada del Gobierno regional por exigencia de Vox. Una medida que en principio aprobarían PP y Cs, por lo que las instituciones murcianas dejarían de promocionar los objetivos de sostenibilidad de la ONU como luchar contra la pobreza, el cambio climático, la desigualdad o lograr la paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook