04 de enero de 2020
04.01.2020
Inmigración

Encaje de bolillos para reubicar a las cientos de personas llegadas en patera a la Región de Murcia

03.01.2020 | 22:01
Encaje de bolillos para reubicar a las cientos de personas llegadas en patera a la Región de Murcia
Encaje de bolillos para reubicar a las cientos de personas llegadas en patera a la Región de Murcia

El Puerto de Cartagena ha comenzado el año con una nueva avalancha de personas que llegaban en patera a las costas de la Región. Durante los días 1 y 2 de enero las patrulleras de la Guardia Civil y las embarcaciones de Salvamento Marítimo se encargaron de interceptar a 17 pateras a bordo de las cuales se encontraban 230 inmigrantes, según informaron desde la Delegación del Gobierno ayer por la mañana. Son 198 varones mayores de edad, 13 mujeres y 19 menores –aunque podrían ser seis más, a la espera de confirmación por parte de la Consejería de Política Social de la Comunidad Autónoma–. Sin embargo, por la tarde siguieron llegando pateras a la costa, por lo que este número es aún mayor.

Una vez los inmigrantes fueron rescatados en el mar y llevados al Puerto de Cartagena –aplicando el protocolo establecido–, el equipo de emergencias de Cruz Roja se encargó de darles la ayuda humanitaria que pudieran necesitar. «Suelen llegar con buen estado de salud; mojados, eso sí», contaban ayer desde la ONG a esta Redacción. Tras hacer un triaje rápido, se les dio de comer y beber y se les facilitó calzado nuevo a los que lo necesitaron. Después, pasaron a manos de la Policía Nacional, que tiene las competencias de Extranjería, para completar los trámites para su ubicación temporal y posterior devolución, teniendo en cuenta que las familias o personas vulnerables serán derivadas al Programa de Acogida Humanitaria del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En las dependencias policiales los inmigrantes pueden pasar por ley un máximo de 72 horas, después de las cuales deben ser trasladados a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) –no necesariamente de la Región, cualquiera de los siete que hay en España–, centro de menores no acompañados si procede–de los que se hace cargo la consejería de Isabel Franco–, o alguna casa de acogida gestionada por ONG. En este sentido, la Delegación del Gobierno de Murcia informó ayer que desde el Ministerio de Migraciones se estaba trabajando para habilitar espacios donde reubicar a los recién llegados en situación de máxima vulnerabilidad, como son los menores acompañados por sus familias, para evitar que sean separados.

Algunos testigos informaron a LA OPINIÓN de que el jueves por la tarde una ONG contrató un autobús para trasladar a Andalucía a 24 de estos inmigrantes.

El delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, manifestó su satisfacción por la «magnífica labor» desempeñada por los cuerpos estatales implicados en las tareas de rescate y Cruz Roja, cuya actuación conjunta «está permitiendo garantizar un trato humanitario, respetuoso y digno con los derechos de los inmigrantes».

Más pateras ayer por la tarde

En particular, durante la noche del día 2 de enero fueron interceptadas seis pateras tanto en las inmediaciones de La Manga como del Monte de las Cenizas, con un total de 69 inmigrantes. Todos ellos fueron trasladados en las patrulleras de la Guardia Civil Río Guadalentín y de Salvamento Marítimo, Luz de Mar y Salvamar Mimosa.

Una de las pateras fue localizada a la deriva por el helicóptero Helimer a 54 millas náuticas al este del Monte de las Cenizas, por lo que se tuvo que realizar una compleja operación de rescate.

De los 230 personas rescatas los días 1 y 2, 68 de ellas llegaron ayer por la mañana al Muelle de San Miguel de Cartagena, donde estaba instalado el dispositivo humanitario. Ya por la tarde, según pudo saber esta Redacción, nuevas embarcaciones siguieron llegando a las costas murcianas, aunque se desconoce el número exacto de personas que viajaban en ellas. Al menos, un bebé más salió del puerto.

Sin recursos para los menores

La consejería de Isabel Franco, responsable de los menores extranjeros no acompañados, avisó ayer de que «si la tendencia de los últimos días se mantiene, la Administración se quedará sin recursos para prestar una atención de calidad a los niños que sigan llegando». Para Franco, las políticas migratorias del Gobierno de Pedro Sánchez son «ineficaces» porque «ni controla ni nos da dinero para afrontar la emergencia», aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook