28 de diciembre de 2019
28.12.2019
La Opinión de Murcia
Social

Intentan colocar de nuevo un artefacto en la puerta del centro de menores de Alhama

El vigilante del recinto avisa a la Policía al ver cómo dos personas que se desplazaban en una moto trataban de dejar algo en el suelo

28.12.2019 | 04:00
El artefacto que pusieron el día de Nochebuena por la mañana.

Al ver al vigilante, no cumplieron su propósito y se marcharon. Pero este responsable de seguridad pudo ver que portaban en el vehículo en el cual se desplazaban (una moto) un artefacto sospechoso. A primera vista, presentaba características similares al que apareció en la puerta del centro el día de Nochebuena por la mañana. Así que el vigilante llamó a la Policía, tal y como apuntan fuentes próximas al caso.

Ocurría sobre las ocho de la mañana del pasado jueves. Al lugar se desplazaron agentes de la Policía Local de Alhama de Murcia, para entrevistarse con el guardia de seguridad, que volvió a contar lo que ya había explicado por teléfono: había visto a dos individuos en una moto acercarse a la puerta e intentar dejar algo, pero ellos, al verlo a él, se habían marchado. A este profesional le pareció una actitud sospechosa y por eso llamó a los municipales.

Las características de la moto descritas por el testigo ayudarán a los investigadores ahora a localizar este vehículo por las inmediaciones, y esperan que a identificar, a raíz de esto, a los ocupantes y ver si tienen relación con lo que pasó el día 24. Y es que la moto en sí es característica: es de trail (que rueda en carreteras pavimentadas y no pavimentadas).

En la mañana de Nochebuena, un artefacto abandonado en la puerta del centro de menores extranjeros de Alhama de Murcia ponía en alerta a la Guardia Civil. Entonces, agentes de la Benemérita se movilizaban, también a primera hora de la mañana, al lugar y activaban el protocolo de explosivos, aunque, tras examinar el artefacto, descubrían que se trataba de un explosivo simulado, sin carga. Lo retiraron de ahí y listo. No era peligroso, solo pretendía, obviamente, meter miedo.

Los investigadores opinan que detrás de lo que está pasando en Alhama hay «un grupo de racistas que pretender hacer daño» y, afortunadamente, solo han hecho «una chapuza». De momento, no se han efectuado detenciones, aunque se esperan en breve.

Al conocer lo ocurrido, desde Save The Children condenaron «este nuevo intento de intimidar a niños y adolescentes migrantes», al tiempo que defendieron «su derecho a ser protegidos frente a los ataques estigmatizantes y criminalizadores».

Más barcazas interceptadas

Por otro lado, tres pateras fueron interceptadas el jueves por Guardia Civil y Salvamento Marítimo, con el apoyo de la Policía Local de Cartagena y Águilas, en las proximidades al Monte de las Cenizas y la playa de la Azohía, con un total de 22 personas, así como otros tres que fueron hallados en la playa de Calabardina, que alcanzaron la costa en la patera localizada el día anterior, informa la Delegación del Gobierno en Murcia.

Se trata de un total de 25 personas, de las que tres son mujeres y 20 varones de nacionalidad argelina, así como dos de origen marroquí, todos ellos aparentemente mayores de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook