20 de diciembre de 2019
20.12.2019
La Opinión de Murcia
Justicia

Rebajan la pena a un menor que agredió sexualmente a otro por buena conducta

La Audiencia Provincial ha bajado de cinco a cuatro los años de internamiento y de tres a dos los de libertad vigilada

20.12.2019 | 09:31
Rebajan la pena a un menor que agredió sexualmente a otro por buena conducta

La Audiencia Provincial de Murcia ha rebajado de cinco años de internamiento a cuatro y de tres de libertad vigilada a dos la condena que el Juzgado de Menores impuso a un chico que agredió sexualmente a otro en atención a las circunstancias personales del primero.

Así, señala que el mismo está escolarizado, con un buen rendimiento académico, está integrado socialmente y ocupa su tiempo libre en actividades deportivas y sociales, junto con que con anterioridad no había tenido ningún otro expediente de reforma.

La sentencia de la Audiencia estima parcialmente el recurso presentado por su defensa, al tiempo que estima en su integridad el presentado por el letrado de la acusación particular, el abogado murciano Raúl Pardo-Geijo Ruiz, y condena al menor al pago de las costas generadas por la misma.

El tribunal de la Audiencia, que tiene como ponente a la magistrada María Ángeles Galmés, revoca así en parte la sentencia que el pasado octubre dictó el Juzgado de Menores de Murcia.

En la misma se declaró como hechos probados que los mismos ocurrieron en abril pasado, cuando el chico expedientado, tras comer con el otro menor y jugar a la play decidió subir con él a la terraza de su domicilio con la excusa de enseñarle las vistas de Murcia.

Una vez allí, se sentaron ambos, y en un momento determinado lo colocó sobre sus piernas, para, a continuación comenzar su agresión sexual, que incluyó la introducción de un dedo en el ano con los calzoncillos del perjudicado puestos.

Después se fueron a ver un partido de baloncesto, donde ambos estuvieron separados y lo presenciaron con otros amigos, a los que la víctima de estos hechos contó lo sucedido.

El chico no comentó esto con sus padres, que se enteraron de lo ocurrido por otras personas.

Ahora, la Audiencia Provincial de Murcia ha rebajado la condena de internamiento en régimen cerrado y libertad vigilada y mantiene la indemnización de 15.000 euros que el menor y sus padres deberán pagar al perjudicado por daños morales.

El tribunal ha rechazado la alegación hecha por la defensa, que aseguró que no había existido agresión sexual alguna y que solo se trató de una experimentación o exploración de la sexualidad.

Dice la Sala que puede que fuera así, pero que también está claro que el menor víctima de los hechos no lo consentía y negó que todo hubiera quedado en una broma.

El menor expedientado limitó y cercenó la libertad sexual de la víctima, pudiendo así afectar a su futuro desarrollo en esta materia, a la vista de su edad, concluye el tribunal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook