14 de diciembre de 2019
14.12.2019
La Opinión de Murcia
Especial
Hosteáguilas

Nostra Brasería gana el Concurso de Tapas por segundo año consecutivo

El lomo de gallo pedro con cebolla caramelizada triunfa en el certamen organizado por Hosteáguilas

14.12.2019 | 04:00
Nostra Brasería gana el Concurso de Tapas por segundo año consecutivo

Uno de los mejores destinos gastronómicos del Mediterráneo, sin duda alguna, es Águilas. La calidad de sus productos y la extraordinaria labor de sus hosteleros posicionan a la localidad como un lugar de excelencia gastronómica. En eso lo ratifica el retorno que tiene cada acción desarrollada por la Asociación de Hostelería y Turismo de Águilas ( Hosteáguilas), que demuestran la increíble aceptación de ciudadanos y visitantes que disfrutan de la exquisita gastronomía de esta localidad.

Durante 25 días consecutivos, Águilas de Tapas ha sido el suculento recorrido con el que miles de personas han podido deleitarse con 20 propuestas diferentes. Los restaurantes participantes han sido los siguientes: Restaurante La Veleta, Nostra Brasería, Zoco del Mar, La Cueva, Arrecife, Bamboo, Tiburón, Ginés, A la Cena y Poseidón.

En esta ocasión y repitiendo otro año más se alzó con el premio de la mejor tapa, Nostra Brasería, con su lomo de gallo pedro con cebolla caramelizada, base de tomate y salsa tártara, determinada por un jurado profesional compuesto por Pachi La Rosa; miembro de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia, el gastrónomo Joaquín Reyes y Vicente Sanchez, presidente de Hosteáguilas.

Jesús, propietario de Nostra Brasería, saborea el triunfo por segundo año consecutivo. Para este profesional de la hostelería, «supone una gran satisfacción lograr este premio por segunda vez y de manera consecutiva. Como profesional ver premiado mi trabajo es motivo de alegría y me llena de fuerza para seguir innovando, siempre con la mirada puesta en mis comensales».

Los autores del tal exquisitez son la jefa de cocina del restaurante, Ester, y el propio Jesús. «Elaboramos esta tapa después de realizar muchas pruebas hasta que, entre los dos, llegamos a la creación de esta maravilla».

Nostra Brasería ha preparado miles de estas tapas. «Durante los días que duró el concurso no dejó de venir gente a probarla. Tanto nuestros clientes habituales como público en general, al mediodía y por la noche. Fue agradable conocer la buena valoración que se hacía de nuestra tapa y, especialmente, nos llamó la atención que mucha gente deseara repetir o que volvían en otras ocasiones para pedirla otra vez». Presentaron dos tapas al concurso, una de pescado y otra de carne, «siempre vamos a por todo», subraya.

A la hora de crear las tapas que presentará a concurso Jesús explica que sonríe y piensa en un bocado diferente y nunca elaborado antes. «Valoro su dificultad y pongo todo el esfuerzo en conseguir sorprender al público».

Considera que iniciativas como la que lleva a cabo Hosteáguilas, «atraen al público en general a los locales de la hostelería aguileña. En mi caso particular, apuesto siempre por una tapa de calidad porque sé que va a servir para dar a conocer mi restaurante al gran público. Sabemos que la valoración positiva de la tapa lleva consigo la de nuestro local y, a partir de esto, las personas que nos visiten pueden descubrir hasta qué punto volcamos nuestra imaginación en la gastronomía, el cariño con que desarrollamos nuestro trabajo en este maravilloso y siempre esforzado sector de la hostelería».

Para este profesional, los negocios de hostelería, «hay que llevarlos con corazón. Yo, como emprendedor y joven empresario pienso que, para obtener un resultado como el actual, se han de dar dos factores. Por una parte hay que sentir pasión, ser constante y mostrar creatividad, y por otra ser siempre fiel a mi lema: «Si un día sale mal, llega la noche, nos acostamos y nos levantamos cogiendo la espada por el mango, te la pones en la espalda y afrontamos un nuevo gran día».

Jesús felicita a todo su equipo de Nostra Brasería, «por el esfuerzo que cada uno ha hecho y, por supuesto, a todos nuestros clientes», concluye el empresario.

Concurso de fotografía

De forma paralela, se realizó también el concurso de fotografía gastronómica por la red social de Facebook de Hosteáguilas, en el que la foto que consiguiera más me gusta sería la ganadora, alzándose con el premio de 200 euros Natalia Acosta Rodríguez.

En esta ocasión coincidían con la misma tapa los usuarios de las redes sociales con la determinación del jurado profesional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook