12 de diciembre de 2019
12.12.2019
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

El nuevo decreto del Mar Menor apretará las tuercas a todos los sectores económicos

Regulará lo que se puede hacer y lo que no en ordenación del territorio y urbanismo, agricultura, ganadería, pesca, navegación y turismo

11.12.2019 | 21:53
El nuevo decreto del Mar Menor apretará las tuercas a todos los sectores económicos

No se va a 'salvar' ninguno. El Decreto Ley de Protección Integral del Mar Menor va a identificar todas las presiones que recibe la laguna salada para minimizarlas y va a ordenarlas para que se desarrollen «con el mayor respeto al ecosistema natural».


El decreto, que va a constar de 11 capítulos y en el que se está trabajando desde hace dos meses, «va a garantizar que ninguna actividad que se desarrolle en el entorno del Mar Menor le afecte», insistió el consejero. « Si los usos se armonizan y realizan de manera sostenible, conseguiremos que recupere su estado».

Se contemplará un orden de preferencia de sistemas de cultivo en parcelas de la zona; determinará las condiciones de las plantaciones que se realicen en dichos lugares; se buscará minimizar las escorrentías hacia el Mar Menor así como el aporte de nutrientes; se regulará y controlará de forma exhaustiva el uso de fertilizantes y se regulará la velocidad de navegación en el Mar Menor, entre otras cuestiones.

La redacción de esta normativa está teniendo en cuenta las aportaciones de los distintos sectores profesionales, económicos y sociales consultados por la Consejería, así como las más de 300 propuestas recibidas durante el periodo en el que estuvo abierta una consulta a toda la sociedad.

El consejero, que participó ayer en la reunión semanal del Comité de seguimiento de la laguna», indicó que «durante esta semana se siguen manteniendo encuentros y reuniones de trabajo para culminar el borrador definitivo del decreto ley».

Por lo que respecta al estado actual de la laguna salada, el profesor del departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la UPCT, Javier Gilabert, explicó que los valores de oxígeno son los que corresponden según la temperatura del agua (han subido de 6,9 a 7,74 miligramos por litro) y que en principio se descartaba, tras la última DANA, que se fuera a producir otro proceso de estratificación de las capas de aguas (dulce arriba y salada abajo) que introdujo gran cantidad de fitoplancton en la parte alta tras el último episodio de lluvias torrenciales de septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook