12 de diciembre de 2019
12.12.2019
Salud

La Arrixaca estrena una técnica para la rotura de ligamentos que no frena el crecimiento

El traumatólogo infantil Juan José López interviene a un niño de 11 años de Caravaca que había sufrido una lesión jugando al fútbol y que podrá volver a incorporarse a su equipo tras el verano

12.12.2019 | 04:00
La Arrixaca estrena una técnica para la rotura de ligamentos que no frena el crecimiento

El doctor Juan José López Martínez, traumatólogo infantil y del deporte del Hospital Virgen de la Arrixaca, ha llevado a cabo en el centro murciano una novedosa intervención que se realiza por primera vez en la Región de Murcia y que evita que los niños con rotura del ligamento cruzado de rodilla tengan problemas de crecimiento tras ser operados. La técnica Kocher es una cirugía de reconstrucción de ligamento cruzado indicada, especialmente, para menores de edad, ya que no es necesario hacer un túnel en el hueso, como sucede con la intervención tradicional.

«Lo habitual es hacer túneles en el hueso para que el ligamento nuevo se integre y tenga la misma fuerza que el original. Pero en los niños tenemos una zona de crecimiento (fisis) y si hacemos un túnel en el hueso las células que tienen que crecer se mueren porque las taladras», explica a LA OPINIÓN este especialista de la Arrixaca.

El riesgo de las intervenciones tradicionales en pacientes jóvenes pasa por que pueda afectar al crecimiento del niño en un alto porcentaje, de ahí que se busquen alternativas como la técnica Kocher.

Esta intervención está indicada para pacientes por debajo de los 12 años y, precisamente, el joven que fue operado la pasada semana en la Arrixaca, Juan Marín, es un chico de 11 años de Caravaca de la Cruz, quien ayer volvió a pasar junto a sus padres por la consulta de Traumatología Infantil del centro de El Palmar para que el doctor López viera la evolución.

La intervención tuvo una duración de tres horas y hubo que añadir al paciente una sutura meniscal. «En las personas mayores se suele quitar parte del menisco, pero en los niños esto no se debe hacer. Así que intentamos coserlo e hicimos dos suturas meniscales», indica el traumatólogo infantil, quien apunta que «el menisco es como el neumático del coche y si lo perdemos nos quedamos con la llanta, por lo que intentamos conservarlo».

La recuperación es similar a la intervención en rotura de ligamento cruzado con la técnica tradicional. Esta recuperación se puede prolongar entre seis y nueve meses y pasado este tiempo Juan podrá volver a jugar al fútbol sin problema. «La temporada que viene estará incorporado», bromea el doctor.

Esta operación permite dar estabilidad a la rodilla y en un porcentaje muy alto, cercano al 90 por ciento, se convierte en la cirugía definitiva y el paciente no necesita volver a entrar a quirófano. No obstante, el doctor López Martínez insiste en que «en el caso de que en la edad adulta este ligamento que hemos hecho ya no sea efectivo se puede hacer la técnica tradicional e intervenir haciendo túnel en el hueso».

Aunque la intervención la llevó a cabo el propio Juan José López junto a un residente del hospital, el equipo de Traumatología Infantil de la Arrixaca está formado también por Cesar Salcedo, jefe del servicio de Ortopedia Infantil; y los doctores García Paños y Manuel Medina, quienes han respaldado en todo momento la incorporación de esta técnica al hospital murciano.

Beca Gasol en Los Ángeles

Para aprender esta técnica el doctor Juan José López tuvo que viajar en 2015 hasta Los Ángeles, donde hizo una estancia de dos meses en el Children's Hospital gracias a una beca de la Fundación Gasol para traumatólogos españoles. «En el Children's Hospital fue donde aprendí la técnica de Kocher para reconstruir el ligamento cruzado mediante un injerto del propio paciente del cintilla iliotibial, sin riesgos porque no se hacen túneles y no se interrumpe el crecimiento». Además de trabajar en perfeccionar la técnica Kocher con el doctor Pace, la beca sirvió el traumatólogo murciano para trabajar también con pacientes neurológicos, niños con parálisis cerebral.

Preguntado por el nivel de la Sanidad española y la murciana respecto a la que hay en otros países, el traumatólogo infantil de la Arrixaca afirma que «estamos al mismo nivel, incluso hay técnicas que hacemos aquí y allí no se hacen. Pero en cuanto a la calidad de la medicina, no hay diferencia».

Los padres de Juan están muy agradecidos al doctor López y afirman que «es un gran profesional que tiene unas manos impresionantes». Bernardo Marín, padre del joven paciente, explica que la lesión se produjo nada más comenzar la temporada, durante un entrenamiento, y aunque aseguran que el chico ha llevado bien la lesión y mientras ha aprovechado para practicar otros deportes, como la natación, está deseando volver con los compañeros, ya que lleva jugando en el equipo desde que tenía cinco años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook