10 de diciembre de 2019
10.12.2019
La Opinión de Murcia
Arquitectura

La construcción hecha arte

Alberto Gil y María José Guillén recogieron ayer el Premio Regional de Arquitectura por el vivero de empresas de Archena, en una gala que también reconoció la trayectoria de Salvador Moreno Pérez

09.12.2019 | 22:37
La construcción hecha arte

Los arquitectos Alberto Gil y María José Guillén recogieron ayer el Premio Regional de Arquitectura, en la XX edición de los Premios de Arquitectura de la Región, por el vivero de empresas de Archena. Estos galardones son promovidos por la Comunidad y el Colegio de Arquitectos de la Región en colaboración con la Fundación Cajamurcia.

En total, se entregaron diez premios y dos menciones. El galardón a la labor profesional ha sido para el arquitecto Salvador Moreno Pérez, por su meritoria trayectoria. El proyecto titulado 'El espesor vacío. Capilla funeraria. Panteón familia' en Lobosillo, del arquitecto Pedro García Martínez, ha obtenido el premio de nueva edificación, mientras que el de rehabilitación ha sido para el trabajo 'Vivir frente al mar', en Los Urrutias (Cartagena), de los arquitectos Javier Peña Galiano y Lola Jiménez Martínez.

En la categoría de arquitectura interior, el premiado fue para una reforma de una vivienda ubicada en la ciudad de Murcia, de los arquitectos Juan Antonio Pérez Mateos y Juan Pedro Sanz Alarcón. En la modalidad de actuación efímera, se premió el trabajo '#C12506 Exposición colectiva de proyectos urbanos', de Cartagena, de los arquitectos Andrés Viedma Guiard, Benito García-Legaz García y Carmen Tamboleo López-Brea.

En la categoría de divulgación: premios para 'La olimpiada de Arquitectura de la Región de Murcia' celebrada en Cartagena, de los arquitectos Fernando Miguel García Martín y Ricardo Carcelén González, y la obra 'A 2 pasos: paseando con Tonucci', en Murcia, de los arquitectos Ana Belén López Plazas y Ana Fernando Magarzo.

El 'Edificio Tívoli. Rehabilitación de edificio para 22 viviendas, local y aparcamiento', ubicado en Cartagena, del arquitecto Martín Lejarraga Azcarreta, ha sido premiado en la categoría de sostenibilidad, mientras que el galardón de accesibilidad ha sido para el arquitecto Javier Sánchez Merina por la obra 'Vivienda: arquitectura terapéutica para el trastorno del espectro autista (TEA)', en Cabezo de Torres.

Las dos menciones fueron para las 'Nuevas oficinas Cynara' (Mula) de Carlos Abadía Suanzes-Carpegna, Ignacio Bautista Ruiz y Pablo García Mora, y para la 'Rehabilitación de la Iglesia de San Pedro' (Lorca), de José Manuel Chacón Bulnes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook