09 de diciembre de 2019
09.12.2019
La Opinión de Murcia
Mundo Cooperativo

Bruselas acoge una jornada para reivindicar el papel clave de la mujer rural en el futuro de Europa

Jerónima Bonafé, presidenta de la asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España, expone en el Parlamento Europeo la importancia de las cooperativistas

09.12.2019 | 04:00
Bruselas acoge una jornada para reivindicar el papel clave de la mujer rural en el futuro de Europa

Una delegación de 27 mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España formada por presidentas, miembros de Consejos rectores, socias y técnicas de cooperativas participaron en la jornada Mujeres en la Europa Rural en el Parlamento Europeo.

Este evento pretendía conocer «las preocupaciones y reivindicaciones de este colectivo y dar a conocer las oportunidades que el marco europeo ofrece para su actividad», como explican desde CCAE.

Así, la eurodiputada de Ciudadanos y del grupo liberal en el Parlamento Europeo (Renew Europe, RE), Soraya Rodríguez, fue la responsable del encuentro, en el que intervinieron, además, la presidenta de la asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España (AMCAE), Jerónima Bonafé, la cooperativista y responsable de políticas rurales de Cs, María Ángeles Rosado, y el director de la FAO en Bruselas, Rodrigo de Lapuerta.

Jerónima Bonafé explicó que Cooperativas Agro-alimentarias de España y AMCAE «defienden el papel de la mujer en el sector agrario» y trabajan por «aumentar su presencia en los Consejos Rectores de las cooperativas», ofreciendo recursos formativos para facilitar el acceso a puestos de dirección y gerencia teniendo en cuenta que ya en las plantillas representan el 45%.

Durante el encuentro, las cooperativistas procedentes de diferentes puntos de España tuvieron la oportunidad de conocer el trabajo que se lleva a cabo en el Parlamento Europeo, la labor legislativa y de visibilización de los problemas ciudadanos.

Como afirman desde Cooperativas Agro-alimentarias de España, «Europa se enfrenta al desafío de la despoblación de sus entornos rurales, la fuga de población hacia las ciudades alerta sobre la necesidad de poner en práctica políticas que den oportunidades en el campo y en los pueblos. Además, ante la emergencia climática, se hace más necesario que nunca asegurar la viabilidad y sostenibilidad de la Europa rural».

A este respecto subrayan que «estos retos no pueden ser afrontados sin considerar a las mujeres como actores políticos principales y asegurar la igualdad de oportunidades en este entorno».

Tal y como señaló Soraya Rodríguez, debemos dejar de hablar de «la España vaciada» porque «aunque esté olvidada, no está vaciada».
En este sentido, la eurodiputada recordó que aproximadamente el 80% del territorio español es rural y en él vive el 20% de la población, «datos que confirman la urgencia de un Pacto de Estado contra la despoblación con el objetivo de arraigar población al territorio» y «que incluya medidas para apoyar a las mujeres que decidan quedarse y emprender un proyecto de vida en el entorno rural».

Por otra parte, Rodríguez informó a las asistentes de que en el Parlamento Europeo está trabajando para que la reforma de la PAC incluya medidas de apoyo para la incorporación y profesionalización de las mujeres en el sector agrario y ganadero.

Por su parte, María Ángeles Rosado, reconoció que todavía no se visualiza el trabajo de las mujeres en el medio rural y menos aún en zonas gravemente despobladas.

También recordó que adquirió la titularidad compartida de la explotación con su marido al 50% en el 2016, «la primera, en toda la provincia de Guadalajara». «Las mujeres debemos estar al frente de las explotaciones agrarias y ganaderas para poder aportar nuestro valor y talento al sector», aseveró Rosado, «la titularidad es importante para conseguir la visibilidad a la que aspiramos». La empresaria ha aprovechado su intervención para defender el cooperativismo porque son grandes empresas que no se deslocalizan y arraigan población al territorio, según CCAE.

Por último, Rodrigo de Lapuerta, director de la FAO en Bruselas, señaló que, aunque existen estrategias y planes para dar poder a las mujeres, «lo que faltan son recursos». Para Lapuerta, el acceso a la tierra, a la educación y tecnología son fundamentales para lograr la igualdad efectiva, que «además de ser un imperativo ético, tiene rendimientos económicos y sociales».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas