08 de diciembre de 2019
08.12.2019
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

"La ley es correcta, lo que hace falta es que se cumpla", sostiene el fiscal De Mata

"Se dio prioridad a la bonanza económica y no a la salud", opina el abogado López Jiménez

08.12.2019 | 04:00
Un pez muerto flota en las aguas del Mar Menor.

 El fiscal de Medio Ambiente de la Región, Miguel de Mata, apunta que la Ley de Responsabilidad Medioambiental «es una ley administrativa». «Nosotros actuamos cuando hay responsabilidad penal», deja claro. La norma a la que apelan desde Juezas y Jueces para la Democracia «no es una ley que el fiscal invoque», sino que «es la Administración» la que se encarga de su cumplimiento. Si hay algún asunto penal, ha de ser la Administración la que se dirija al Ministerio Público para comunicárselo.

«Esta ley pretende prevenir y evitar el año», hace hincapié. A juicio de De Mata, «la ley es correcta, lo que hace falta es que se cumpla», a lo que añade que «faltan medios», que los que hay son «insuficientes». A este respecto, apunta que, cuando hay «un volumen importante» de trabajo, los propios compañeros se apoyan entre sí, aunque remite a lo que tantas veces ha demandado el jefe de la Fiscalía Superior, José Luis Díaz Manzanera: que faltan medios.

El abogado murciano José Antonio López Jiménez opina que «centrándonos en el caso de nuestro Mar Menor, subrayaría no ya el retraso legislativo en cuanto a proteger, prevenir y evitar los daños medioambientales, sino que, hasta la reforma del Código Penal por la Ley Orgánica 5/2010 y posterior de 30 de marzo de 2015 no se sanciona expresamente la captacion de aguas ni los vertidos, ni a los funcionarios o autoridades por el delito de prevaricacion medioambiental». En este sentido, el letrado comenta que «ello implica, como se puede verificar con el cambio climatico que estamos sufriendo, que llegamos tarde a la solución del problema».

Esta circunstancia se da «entiendo que no solo por la falta de reacción o previsión de los dirigentes políticos y legislativos, sino porque en las últimas decadas se le ha dado prioridad a la bonanza económica antes que a la salud pública y al medio ambiente», sostiene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas