08 de diciembre de 2019
08.12.2019
Medio ambiente

La inversión en energías limpias equivale a los presupuestos de Murcia y Cartagena juntos

La Unidad de Aceleración del Info está tramitando 45 proyectos de energías renovables, que supondrán un gasto de 622 millones de euros

08.12.2019 | 04:00
La inversión en energías limpias equivale a los presupuestos de Murcia y Cartagena juntos

Las inversiones en energías renovables que está tramitando en este momento la Unidad de Aceleración del Instituto de Fomento suman 622 millones de euros, una cantidad equivalente a los presupuestos de los ayuntamientos de Murcia y Cartagena juntos. El capital que movilizarán los 45 proyectos presentados al Info por las empresas que van a poner en marcha nuevas plantas de generación daría también para costear la reparación de los daños causados por la DANA del mes de septiembre en toda la Región.

Según informaron fuentes del Info solo en la reunión que el pasado 20 de noviembre celebró la comisión técnica de la Unidad de Aceleración de Inversiones (UNAI) se revisaron once proyectos de plantas fotovoltaicas, que suman 43 millones. Tres de estas nuevas explotaciones estarán en Murcia, dos en Fuente Álamo y Molina de Segura y una en Alhama de Murcia, Cartagena, Moratalla y Yecla.

Las 45 plantas de generación limpia (en ejecución o en proyecto) movilizarán 622 millones, más de la tercera parte de los 1.800 millones que suman los 121 proyectos impulsados por la UNAI en cuatro años.

Las expectativas creadas por la desaparición del impuesto al sol establecido por el anterior Gobierno no solo ha animado a las familias y a las empresas a invertir en autoconsumo, sino que también ha contribuido al despegue de nuevos proyectos de inversión. Además, la reforma legal que culminó hace varias semanas con el acuerdo del Consejo de Ministros que elimina la rebaja en las primas a las explotaciones fotovoltaicas, que debía entrar en vigor el 1 de enero del próximo año, ha dado una mayor seguridad jurídica a las compañías.

Este despegue hace que en la oficina del Info dedicada a agilizar la puesta en marcha de nuevos proyectos «el sector con más crecimiento es el de las energías renovables, con 45 proyectos y una inversión de 622 millones de euros».

Por otra parte, desde que el pasado 5 de abril se publicó el real decreto que acabó con las penalizaciones a las familias y a las empresas que generaban energía fotovoltaica destinada a su propio consumo, la creación de nuevas instalaciones ha aumentado un 117%, al pasar de 350 a 760, según los datos de la Consejería de Empresa, Industria y Portavocía.

Con la desaparición de las trabas al aprovechamiento de la energía solar, en poco más de siete meses se han registrado en la Región 410 instalaciones de autoconsumo eléctrico, una cifra que supera a las 350 existentes hasta el pasado abril

El presidente de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (Aremur), José Marín, asegura que la nueva política energética está favoreciendo la creación de nuevas compañías y atrae a grupos foráneos decididos a invertir en la Región. No obstante, el presidente de Aremur da por hecho que a partir de ahora no va a producirse la proliferación de huertos solares que se registró entre los años 2006 y 2008, cuando muchas familias se lanzaron a invertir sus ahorros en plantas solares con la esperanza de conseguir unas primas, que a partir de 2010 empezaron a sufrir recortes. A los que ya se habían producido con los anteriores gobiernos del PSOE y del PP debía sumarse otra rebaja del 20% prevista para el 1 de enero, lo que, a su juicio, habría supuesto que «muchos no pudieran pagar los préstamos».

Según los cálculos de la Asociación de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier), que preside el murciano Miguel Ángel Martínez-Aroca, en la Región hay unas 15.000 familias y empresas que se han visto obligadas a «refinanciar en masa sus activos, para no perder sus instalaciones ni sus patrimonios personales, por lo que no hubieran soportado este nuevo y salvaje ajuste».

Por su parte, el presidente de Aremur prevé que la mayor parte de las inversiones se destinará a «megahuertos» promovidos por grandes grupos empresariales y a pequeñas instalaciones de autoconsumo en las viviendas y en las empresas, ya que una nueva ley permite a los titulares de esas pequeñas explotaciones «intercambiar con la compañía eléctrica» en el plazo de un mes la energía que vuelca a la red. Esto supone que cuando cae la generación porque no hay sol «es posible aprovechar los excedentes aportados sin ningún coste».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook