08 de diciembre de 2019
08.12.2019
La Opinión de Murcia
Cabo de Palos

Cuatro años y medio de cárcel por transportar 15 toneladas de hachís a bordo

Vigilancia Aduanera interceptó el buque a 110 millas de Cabo de Palos en mayo

07.12.2019 | 20:43
Cuatro años y medio de cárcel por transportar 15 toneladas de hachís a bordo

Corría el mes de mayo del pasado 2018 cuando era interceptado, de madrugada y 110 millas al sureste de Cabo de Palos, un pesquero cargado de fardos de hachís. 15 toneladas. El barco se llamaba 'Tender' y fue abordado por el patrullero 'Arao' de Vigilancia Aduanera.

Durante aquel operativo, dirigido y coordinado por la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional, se arrestaba a los cuatro tripulantes de la embarcación. Y los cuatro se sentaban el pasado miércoles en el banquillo, para llegar a una conformidad.

Así, después de reconocer su participación en los hechos, y modificar la Fiscalía su escrito, los procesados aceptaban una pena de cuatro años y medio de cárcel por un delito contra la salud pública. Asimismo, abonarán una multa de 12.000.000 euros.

La embarcación es un barco de pesca transformado que partió de Holanda y se dirigía hacia El Pireo, el puerto de Atenas (Grecia).

En la operació para parar al buque participaron agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que, junto a los agentes de Aduanas, seguían los pasos de este barco al sospechar que en su interior ocultaba un gran alijo. La cooperación internacional fue clave, ya que las autoridades españolas estaban coordinadas con Holanda, Portugal e Italia. Los cuatro tripulantes de la embarcación(tres de ellos holandeses y el cuarto, búlgaro) eran detenidos.

Rafael Antonio Carmona, abogado murciano que defendía a uno de los cuatro encausados, explicaba a LA OPINIÓN, que «mi defendido era el jefe de máquinas, quien alegó no saber nada», al tiempo que admite que «debido a la notoria importancia era muy difícil defender esa ignorancia».

En su momento, el letrado alegó «falta de jurisdicción de los tribunales españoles». «La excepción procesal aludida podría haber prosperado, pero nos jugamos dos años de prisión y el acusado decidió que negociará y así lo hice», apunta Carmona, a lo que añade que su cliente, el acusado de nacionalidad búlgara «lleva 18 meses en prisión y a las dos terceras partes (de la condena) saldrá de la cárcel». Por tanto, se muestra satisfecho con el acuerdo alcanzado.

A principios de mayo, el buque zarpó del puerto de Stellendam en Holanda para dirigirse a través del Estrecho de Gibraltar hacia una zona del Mediterráneo donde habitualmente se realizan cargas de droga. Por ese motivo se solicitó la correspondiente autorización para el control del barco a Malta, país del pabellón al que pertenecía, según la documentación. Sin embargo, este país contestó que el buque no constaba en sus registros, por lo que se consideraba que el barco carecía de bandera. En una página web sobre tráfico marino, se indica que la bandera de este buque es holandesa y que fue construido en el año 1951. En ella se indicaba que el destino del barco era el Pireo, a donde tenía prevista su llegada el 25 de mayo, aunque las autoridades no se pronunciaron sobre cuál era el destino final del alijo.

El pesquero fue localizado y abordado a las 0.30 horas a 110 millas al sureste del Cabo de Palos por una dotación de presa de Vigilancia Aduanera del patrullero Arco. El abordaje se realizó en condiciones meteorológicas adversas, por lo que resultó de gran complejidad. Al ser abordado el buque, los agentes localizaron en las bodegas una importante cantidad de fardos de hachís, por lo que se procedió a la detención de los cuatro tripulantes, así como a la aprehensión del buque.

El barco fue escoltado hasta el Puerto de Alicante hacia las dependencias de Vigilancia Aduanera, donde fue desembarcada ante un gran despliegue de agentes de aduanas, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Esta operación es una más de las efectuadas en la lucha contra el tráfico de drogas en la Ruta Oriental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook