04 de diciembre de 2019
04.12.2019
Pleno

El 'pin parental' del PP se mantiene con la abstención de Ciudadanos, que lo tilda de "chapuza"

La moción del PSOE no ha salido adelante en la Asamblea: "La Región de Murcia es la única comunidad que ha cedido ante las exigencias de la ultraderecha en materia educativa"

04.12.2019 | 12:20
El diputado Antonio José Espín.

"Con el pin parental pretenden limitar la libertad del sistema educativo, el pensamiento crítico y el respeto a la diversidad, atacando directamente a los colectivos LGTBI", denuncia el diputado Antonio José Espín.

El diputado del Grupo Parlamentario Socialista Antonio José Espín ha denunciado que el Gobierno de la Región de Murcia, formado por PP y Ciudadanos, "es el único Ejecutivo autonómico de toda España que ha cedido ante las exigencias de la ultraderecha en materia educativa".

Así lo ha indicado Antonio Espín durante su intervención en el pleno de la Asamblea Regional sobre la moción socialista para la retirada inmediata de las instrucciones de inicio de curso que obligan a las familias a decidir si sus hijos asisten o no a actividades escolares complementarias, "o lo que es lo mismo, la retirada del pin parental, que no ha salido adelante por los votos en contra de PP y Vox y la abstención de Ciudadanos, que llegó a tildar de "chapuza" la medida que implantó la consejera popular Esperanza Moreno a comienzos de curso. Cs ha propuesto que la Consejería de Educación elabore un decreto que regule "de forma clara" las actividades complementarias en los centros educativos de la Región, en comparación a la "precipitada instrucción" de la consejería de finales de agosto.

Desde el PSOE han mostrado desde el principio su postura totalmente contraria a esta medida que "contraviene las normas y leyes educativas, ataca a la autonomía de los centros y a la autonomía de cátedra del profesorado, e incumple la Constitución, que establece que todos los niños deben recibir una formación integral basada en los valores y principios constitucionales, como el respeto a la diversidad y la igualdad de trato".

El diputado naranja Juan José Molina, por su parte, ha criticado la postura del PSOE, "asumible legislativamente, pero que obvia las nuevas sensibilidades sociales, que piden puntos de encuentro en el centro. No hay ya rojos y azules, hay una nueva sociedad que pide consenso y más en un tema tan delicado como la educación". También ha considerado que los postulados de Vox sobre este asunto "conculcan tanto leyes en vigor como los derechos de los propios niños".

La propuesta de Ciudadanos para regular las actividades complementarias establece unos mínimos al decreto resultante. Deberá regular la autonomía de los centros para establecer actividades escolares complementarias y la participación del Consejo Escolar en dicha programación. Molina ha anunciado que en la negociación para la realización del decreto Ciudadanos mantendrá el rechazo al polémico 'pin parental' que defiende Vox. "De hecho, queremos que la consejería elabore un protocolo claro para el trabajo con los contenidos relacionados con la convivencia democrática o los de educación sexual", ha destacado Molina, "contenidos en los que queremos que se implique tanto a las familias como a los propios colectivos LGTBI y expertos en salud y educación". 

El socialista Espín ha insistido en que "el Gobierno regional ha vendido a Vox sus políticas educativas como recompensa por su apoyo a la investidura. Con esta medida pretenden limitar la libertad del sistema educativo, el pensamiento crítico y el respeto a la diversidad, atacando directamente a los colectivos LGTBI", ha indicado.

"Por eso, también en nuestra moción incluimos el desarrollo inmediato de la Ley de Igualdad social LGTBI que se aprobó por unanimidad en la Asamblea Regional en 2016 y que, hasta el momento, el Gobierno no ha desarrollado ni uno de sus artículos", ha concluido el diputado socialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook