30 de noviembre de 2019
30.11.2019
Empresas

Garamendi admite que la digitalización destruirá empleo

El presidente de la CEOE afirma que la adaptación de las empresas también creará nuevos puestos de trabajo

29.11.2019 | 21:38
Garamendi admite que la digitalización destruirá empleo

Se lamenta de la imagen del "empresario malvado" que aparece caricaturizado como "el malo de la película".

El presidente la CEOE, Antonio Garamendi, advertía ayer en la apertura del CEO Congress celebrado en Murcia de que la digitalización destruirá empleo, aunque también aportará nuevos puestos de trabajo. Garamendi defendió la necesidad de un Gobierno «estable y moderado» que «tenga claro que con las cosas de comer hay que tener mucho cuidado». También reclamó la llegada del AVE, recordando que el jueves asistió en Elche al acto empresarial a favor del Corredor Mediterráneo, lo que le ha obligado a realizar un complejo periplo para regresar a Madrid tras la cumbre y viajar ayer a Murcia, al no poder disponer de la Alta Velocidad.

Tras demandar que el AVE llegue «pronto» a la Región, deseó que venir a esta comunidad sea «algo normal y sencillo, tener una comunicación rápida desde la capital».

El máximo responsable de la patronal nacional considera que «la estabilidad y la seguridad jurídica» son fundamentales, sobre todo en un momento en que se atisban signos de desaceleración

«Aceptaremos lo que legítimamente está ahí y la realidad es que hoy por hoy todos los partidos que están en el arco parlamentario están dentro de esa legalidad», señaló. Momentos antes de la inauguración oficial del CEO Congress Murcia, Garamendi afirmó que cuando se habla de moderación «se habla de la Constitución y de la ley, y nos gustaría que todo eso esté dentro de ese ámbito».

También apostó por la digitalización, dejando claro que «no es una revolución industrial, sino una revolución social», dado que «la sociedad va por delante». Advirtió de que «sabemos que muchos empleos van a destruirse y que muchos otros van a crearse» con la digitalización, por lo que considera imprescindible «la formación y el reciclaje».

Antonio Garamendi criticó la imagen del «empresario malvado» que aparece caricaturizado «como el malo de la película, machista y racista. Yo reivindico al otro empresario», afirmó, al tiempo que planteó la necesidad de apostar por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y por fomentar las vocaciones tecnológicas en las niñas para facilitar su incorporación al mundo digital.

En clave política, dejó claro que los empresarios son «leales» con lo que los españoles han decidido, aunque remarcó que es cierto que para que las empresas tengan trabajo «en un momento de desaceleración especialmente, lo que necesitamos es estabilidad, porque da confianza».

Defendió igualmente que «las políticas moderadas son las que generan empleo, paz social y progreso»

Alertó de que, según los últimos datos, el consumo ha crecido un 50% menos de lo previsto por «falta de confianza. Los españoles, en estos momentos, están ahorrando más porque estamos pendientes de cuál es el futuro inmediato que tenemos», indicó.

«En la vida hay que ser realistas y los datos hablan de que en estos momentos hay una desaceleración y eso es una realidad», aunque argumentó que las empresas españolas «están mucho mejor preparadas de lo que podían estarlo al comienzo de la crisis anterior».

A su juicio, con las reformas que se hicieron en España se crea empleo y si esas políticas siguen, el país seguirá creciendo. «Nos preocupa mucho, en cambio, que el Estado español esté con una deuda pública muy elevada y tenemos que tener presente que somos el segundo país del mundo con más deuda extranjera, más del 50%», indicó.


Por su parte, la CEO de Telefónica España, María Jesús Almazor, que intervino en la misma mesa redonda, explicó que supuso un enorme reto para la compañía tener que adaptar y mejorar la interconexión entre sus antenas de manera que la señal pueda saltar de una a otra sin que el usuario lo note a pesar de estar desplazándose a 300 kilómetros por hora. Almazor lanzó un mensaje claro a las empresas que, en su opinión, no están aún aprovechando al máximo las posibilidades tecnológicas e hizo un llamamiento a participar de esa innovación para ganar en valor añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook