30 de noviembre de 2019
30.11.2019
Especial RSE

El 80% de los consumidores, dispuesto a pagar más por el compromiso social y medioambiental de la marca

Un informe de Deloitte señala que las compañías que definen un propósito empresarial logran niveles de innovación más altos

30.11.2019 | 04:00

El 80% de los consumidores estaría dispuesto a pagar más si la marca aumentara su responsabilidad social y medioambiental, según un informe de Deloitte.

El estudio señala que las compañías que definen un propósito empresarial logran niveles de innovación un 30% más altos y consiguen retener el talento un 40% más que su competencia.

De este modo, generan mayores ganancias de cuota de mercado y un crecimiento tres veces más acelerado, además de alcanzar una mayor satisfacción por parte de sus trabajadores y consumidores.

Al mismo tiempo, los empleados de las organizaciones, en su rol de 'embajadores de marca', se posicionan como el primer factor de decisión de compra a la hora de elegir una empresa u otra, respaldada por el 28% de los panelistas.

La socia responsable de Deloitte, Flor de Esteban, ha destacado que la identificación del cliente con el propósito de marca es la principal causa de fidelización, por lo que el área de marketing ha puesto el punto de mira en nuevos aspectos, donde los trabajadores han ganado peso como embajadores de marca.

Entre las nuevas funciones del departamento de marketing expuestas en el estudio, destaca el liderazgo de esta área para construir una cultura que apoye a los trabajadores.

En lo que respecta a las nuevas tecnologías en el área de marketing, se subraya la importancia de la Inteligencia Artificial y el 'Big Data' como herramientas principales para predecir la cultura empresarial mediante el trabajo de equipos multidisciplinares.

Al mismo tiempo, explicar al consumidor los beneficios del uso de sus datos es un factor determinante para el 86% de los encuestados. Los datos del cliente permiten al departamento de marketing interactuar y construir una relación de confianza con el consumidor. En este sentido, la transparencia y protección en el uso de estos datos es "clave" para fortalecer la relación entre ambas partes. «Las nuevas tecnologías deben ponerse al servicio no solo de las compañías, sino también de sus clientes», concluye De Esteban.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook