29 de noviembre de 2019
29.11.2019
Comunicaciones

El cumplimiento de los plazos del Corredor es la mayor preocupación en Murcia

López Miras pide que no haya más retrasos y Conesa apunta que el tren será el transporte del próximo siglo

29.11.2019 | 07:47
El cumplimiento de los plazos del Corredor es la mayor preocupación en Murcia

El cumplimiento de los plazos del Corredor Mediterráneo sigue siendo la mayor preocupación para los empresarios y para los representantes políticos que este jueves acudieron a la cumbre celebrada en Elche. El presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, defendió que la Región puede convertirse en «puerta de entrada de las mercancías para trasladarlas al corazón de Europa por ferrocarril» y reivindicaba la terminal de contenedores de Cartagena y la ZAL como «imprescindibles para que las mercancías puedan circular por el Corredor»
López Miras apuntó que «el Corredor Mediterráneo es una prioridad política, económica y social para la Región y no debe sufrir más retrasos. Seguimos solicitando una hoja de ruta clara, que concrete los proyectos, inversiones y plazos que permitan hacer realidad esta infraestructura, ya que es innegable la importancia que tiene el Corredor para la Región».

Pidió que «la situación de inestabilidad política nacional no cause más retrasos El Corredor Mediterráneo es absolutamente estratégico, pero esta infraestructura en sí misma no es el fin, sino que es un medio para desarrollar todas las potencialidades de la Región de Murcia», dijo el jefe del Ejecutivo regional.

Por su parte, el secretario general del PSRM y portavoz del Grupo Parlamentario en la Asamblea Regional, Diego Conesa, considera que «el ferrocarril va a ser el medio de transporte fundamental en los próximos cien años», dado que consume electricidad y no contamina. Señaló que en el último año y medio se ha producido un gran avance, ya que las obras del soterramiento en Murcia «van a buen ritmo». Sobre el AVE de Murcia a Almería dijo que «solo queda un pequeño tramo en Totana», que se ha tratado de ajustar a una petición de los vecinos.
Por su parte, el presidente de la Croem, José María Albarracín, demanda «que no se demoren las obras» y que se cumplan los plazas de ejecución de los proyectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook