27 de noviembre de 2019
27.11.2019
Medio ambiente

La Comunidad aparca los filtros verdes y los cambia por biorreactores en balsas

La directora general del Mar Menor afirma que es la apuesta actual de los científicos para desnitrificar los caudales de las ramblas del Albujón y La Maraña y del canal de drenaje D-7

27.11.2019 | 04:00
Imagen de fondeos que pueden ser ilegales en el Mar Menor.

Fue la gran apuesta del anterior equipo de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, que dirigía Adela Martínez-Cachá, para reducir la entrada de nitratos al Mar Menor de una manera natural, allá por el año 2017. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta iniciativa se ha ido 'cayendo' de la agenda y de un único filtro verde de 40 hectáreas en la desembocadura de la rambla del Albujón, se pasó a 9 hectáreas en la misma rambla; y, finalmente, a un proyecto de humedal piloto,con tres filtros distintos, en una parcela de 2.000 metros cuadrados en Los Alcázares.

Todo eso en el plazo de un año, mes arriba, mes abajo. Y desde entonces, poco más se ha sabido de esta solución 'mágica' contra los nitratos. Hasta ayer.

La directora general del Mar Menor, Miriam Pérez, comentó que la solución para la desnitrificación de los caudales que pueden terminar en el Mar Menor, ya no son los filtros verdes, sino una serie de balsas (16) con biorreactores fabricados con virutas de madera de limonero.

Estas balsas se colocarán a lo largo de la rambla del Albujón, de la de La Maraña, y en el canal de drenaje D-7, todas en el Campo de Cartagena. «Esta es la apuesta científica como fórmula de desnitrificación las aguas» que pueden acabar en el Mar Menor, «en lugar de los filtros verdes», comentó la directora general tras la reunión semanal de la Comisión de Seguimiento del Mar Menor.

Miriam Pérez avanzó que el próximo 3 de diciembre se celebrará una jornada sobre la desnitrificación organizada junto con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

La directora general lamentó que desde la rambla del Albujón sigan llegando al Mar Menor 204 litros por segundo de caudales con nitratos, lo que supone la entrada de 3.142 kilos cada día a la laguna salada.

E insistió en reclamar a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), que ponga en marcha la estación de bombeo que libere al ecosistema marino de estos vertidos contaminantes.

Este agua, recordó, puede ser utilizada por los regantes del Campo de Cartagena, tal y como han solicitado.

Fondeos ilegales

Durante esta reunión también se informó de que el Gobierno regional ha trasladado al Ayuntamiento de Los Alcázares, a la Demarcación de Costas del Estado y a Capitanía Marítima un informe que recoge la presencia de 36 posibles fondeos ilegales en el Mar Menor para que aclaren su situación y, en caso de que estén fuera de la legalidad, actúen en su retirada.

Miriam Pérez indicó que «esta actuación se enmarca en el Plan de Gestión Integral de los espacios protegidos del Mar Menor y la franja litoral mediterránea de la Región de Murcia, aprobado por Consejo de Gobierno el pasado 10 de octubre y que prohíbe fondear en las zonas con praderas marinas del Mar Menor».

La directora regional recordó que la Dirección General de Medio Natural ya advirtió de esta situación a la Demarcación de Costas del Estado con motivo de la aprobación de dicho plan. Además, comentó que ya se ha recibido el primer borrador para la redacción del Decreto Ley de Protección Integral del Mar Menor y que se siguen analizando las medidas que incluirá el texto definitivo. El presidente murciano, Fernando López Miras, prometió que el decreto estaría acabado antes de finalizar el año.

La Comisión de seguimiento del Mar Menor está integrada por representantes de los ayuntamientos ribereños, por miembros del Comité de Asesoramiento Científico y personal de distintas consejerías.

Mejora, pero sin tener los valores pre-DANA

Los últimos datos registrados sobre el estado del Mar Menor muestran una tendencia a la mejoría, si bien los valores siguen sin alcanzar los que tenía la laguna salada antes de la DANA. 
 
La directora general del Mar Menor explicó que han vuelto a descender los parámetros de clorofila (de 9'1 miligramos por litro,  baja a 8'8 mg/l); y se ha producido «un significativo descenso» de la turbidez, al pasar de 10'68 a 5'92 FTU.
La salinidad se mantiene (40'3 PSU),  la temperatura del agua sigue descendiendo y se encuentra en 13'58 grados, mientras que el oxígeno asciende de 6'23 a 6'8 miligramos por litro.  «La bajada de la temperatura y los vientos, favorecen estos cambios», dijo Pérez.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook