La federación feminista rural FADEMUR ha detallado que, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujeres de 2015, en los municipios de menos de 2.000 habitantes el 6,2% de las mujeres habían sufrido violencia física, el 5,9% violencia sexual, el 17,7% control por parte de sus parejas o exparejas, el 16,5% violencia emocional, el 9,8% habían sentido miedo y el 8,6% violencia económica.

Estos datos se agravan a medida que aumenta el tamaño de los municipios objeto de estudio. Todas las formas de violencia de género son superiores en un promedio de un 2% si nos fijamos en los municipios de menos de 10.000 habitantes. Si hablamos de los municipios de más de 10.000 habitantes, este porcentaje se dispara al 4%.