21 de noviembre de 2019
21.11.2019
Gastronomía

Estrellas Michelin 2020: María Gómez, chef de de Magoga en Cartagena: "Estamos en un sueño"

La joven y su marido, Adrián de Marcos, acaban de ganar su primera Estrella Michelín

21.11.2019 | 12:27
María Gómez y Adrián de Marcos.

Con solo 32 años, la cocinera María Gómez acaba de ganar su primera Estrella Michelín. Ella, junto a su esposo, Adrián de Marcos, lideran un equipo de 14 personas que son el corazón y la cabeza del restaurante Magoga de Cartagena.

El nombre del establecimiento es un juego de palabras: las primeras dos letras son por las iniciales del nombre de De Marcos, Miguel Adrián, y las restantes por los apellidos de María, Gómez García.

Recién conocida la noticia de este importante reconocimiento, María atiende a LA OPINIÓN con la lógica ilusión de quien acaba de saber que su trabajo ha sido galardonado y ha entrado a formar parte de la historia de la gastronomía internacional.

"Estamos muy felices porque después de todo el trabajo que hace este equipo hemos obtenido una gran recompensa", comenta la chef de Magoga.

La joven proviene de una familia que ama la cocina, aunque ella es la primera que se dedica a este negocio de forma profesional.

Tras cursar el bachillerato, María viajó hasta el País Vasco para estudiar en la escuela de Karlos Arguiñano. Allí pasó cinco años aprendiendo de los hijos del popular cocinero y de él mismo.

"Aprendimos las bases de la cocina", explica. Aquella era "la primera vez que salíamos de casa", de su Fuente Álamo natal, "y nos lo pasamos muy bien". Ahora el País Vasco es su "segunda casa", afirma la nueva Estrella Michelin.

La noticia de la Estrella Michelín supone una enorme satisfacción para ella y su marido -que es el maitre sumiller de Magoga-, y también para el resto del equipo. "Estamos en un sueño, todavía no nos lo creemos", comenta, satisfecha.

A partir de ahora, "seguiremos con nuestra filosofía", que se centra en la cocina mediterránea y en la del campo de Cartagena. "Vamos a continuar trabajando por el cliente", explica la cocinera, preguntada sobre la idea de obtener en un futuro una segunda Estrella, como ya la tiene Pablo González-Conejero en la Cabaña Buenavista. "Luego, si tienen que venir, vendrán los premios", pero lo más importante es seguir haciendo lo que ama: cocinar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook