11 de noviembre de 2019
11.11.2019
La Opinión de Murcia
10N

Voluntarios por el derecho al voto

Cien personas de Cruz Roja de toda la Región ayudan a los vecinos con movilidad reducida y con dificultades a su traslado hasta las urnas para que puedan participar en la jornada electoral

11.11.2019 | 00:25

«Son todos estupendos, les estoy agradecidísima, siempre he colaborado con Cruz Roja por la gran labor que realizan», comentaba Ana Escámez, de 84 años, mientras esperaba en la Residencia de Pensionistas Ferroviarios de Águilas su turno para subir a un vehículo adaptado de la Cruz Roja.

La anciana es una de las numerosas personas trasladadas ayer por Cruz Roja a sus colegios electorales para poder realizar su derecho al voto.

Un operativo especial que Cruz Roja puso de nuevo en marcha, como realiza en cada convocatoria con las urnas, facilitando a los ciudadanos con movilidad reducida o con dificultades para el traslado y que no pueden desplazarse, con el objetivo de que pudieran llegar a sus colegios electorales.

Ayer fueron unos 100 voluntarios de las asambleas locales de Cruz Roja en la Región los que participaron en el operativo coordinado por el Centro Operativo Autonómico para realizar el traslado de cerca de una centena de personas hasta los colegios electorales, desde residencias, centros de mayores y domicilios particulares, a las que Cruz Roja trasladó a través de un total de 5 vehículos de transporte sanitario y 11 vehículos de transporte adaptado.

Una jornada que comenzó a las ocho de la mañana y finalizó doce horas más tarde. En la Asamblea Local de Águilas, a primera hora de la mañana, Juan Antonio Cánovas y Pedro Díaz, quienes finalizaban la guardia de la noche, recibían a los primeros voluntarios, Laura Miras y Luis López, los más madrugadores de los 18 que participaron en el operativo en dos turnos de ocho horas.

Con dos vehículos adaptados y una ambulancia llegaron a trasladar a más de cuarenta personas que solicitaron la ayuda en Águilas. Personas, sobre todo mayores, de la residencia de Pensionistas Ferroviarios de Águilas, la Residencia de Ancianos San Francisco y algunas de domicilios particulares.

Los mayores de la Residencia de Pensionistas Ferroviarios se mostraban muy «agradecidos y queridos por los voluntarios» de la ONG. Con una ilusión que se les reflejaba en sus rostros, esperaban su turno para subir a los vehículos para ser trasladados al colegio Joaquín Tendero, donde votaron la mayoría de ellos.

La aguileña Manuela Delgado, con 91 años, se mostraba muy agradecida: «Es un servicio estupendo, magnífico, nos tratan muy bien, son estupendos», indicando que es «el momento de que cada uno demos nuestra opinión».

El leonés Manuel Vega, que está casi doce años en la Residencia aguileña de Ferroviarios, también coincidía en que la labor de los voluntarios es «estupenda, mejor no puede ser, un trato exquisito. Es la primera vez que voy en ambulancia, siempre he ido andando, pero en esta ocasión vamos a ir con Cruz Roja», señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook