10 de noviembre de 2019
10.11.2019
Empresa

Los alquileres de trasteros crecen un 75% en la Región por falta de espacio en las viviendas

El encarecimiento de los inmuebles, que cada vez son más pequeños en las ciudades, unido al consumismo obliga a muchos murcianos a tener que buscar soluciones para conservar los objetos que no caben en sus hogares

10.11.2019 | 04:00

Los centros de almacenamiento han aprovechado esta carencia y lo han convertido en un sector en auge.

Viviendas más caras, cada vez más pequeñas y un consumismo obcecado instalado en la mayoría de los hogares. ¿Resultado? Serios problemas de espacio, sobre todo en el centro de las ciudades. Frente a este problema hay empresarios que han visto una oportunidad de negocio que explotar: la de los trasteros de alquiler.

Aunque el precio de la vivienda en la Región no alcanza los números de lugares como Madrid o Barcelona, su coste se ha encarecido. Tradicionalmente, por su demografía y su urbanismo, gran parte de la población de la Región residía en pueblos y barrios en viviendas más grandes que la media actual, por lo que no existía una necesidad urgente de espacio extra. Al crecer los principales municipios de la Región, lo que era considerado el centro se ha expandido y sus habitantes han visto cómo el precio de las casas subía y las viviendas que se construían reducían su tamaño. Es por ello que para seguir viviendo en las principales urbes, los moradores han visto encoger sus hogares, sobre todo en el caso del alquiler.

Un sector en crecimiento

Las empresas de alquiler de trasteros se han convertido en este contexto en un negocio en auge. La Asociación Española de Self Storage (AESS) contaba en enero de 2019 con 475 centros asociados que ofrecen a sus clientes espacios de almacenaje para guardar lo que ya no pueden o no quieren acumular en casa.

Una usuaria ordena su trastero alquilado en Mudanzas la Seda, en Murcia. Foto: Juan Carlos Caval

Este sector ha experimentado un crecimiento de casi el 60% desde 2016 a 2019, con 200 nuevos centros. Si bien es cierto que el mayor número de centros de 'self storage' se localiza en Cataluña y Madrid, la Región también ha comenzado a percibir este incremento, de tal forma que el sector ha crecido un 75% en lo últimos tres años, según las cifras de centros adheridos a la AESS. «Se ha convertido en apenas unos años en un negocio boyante que crece a un ritmo de más del 15% anual», según Carles Viladecans, gerente de la Asociación, quien explica que «cada vez más gente en lugar de pagar por un piso de 90 metros, se va a uno de 50 y guarda lo que no le coge en casa en un trastero».

Desde Redpiso explican que en la Región han comenzado a percibir una demanda creciente de trasteros para adquirir a modo de inversión, ya que en torno al 50% de las viviendas en Murcia no tiene este tipo de estancia y es uno de los requisitos que más se demanda a la hora de alquilar o comprar una vivienda. Por lo que a las cifras de trasteros de alquiler de empresas dedicadas al sector habría que sumarle el creciente mercado entre particulares.

El perfil del cliente

Cuando los trastos se acumulan y no se puede recurrir a la casa del abuelo o de los padres hay quienes comienzan a buscar soluciones asequibles a la falta de espacio. A esta nueva moda del alquiler de trasteros se han apuntado diversos perfiles de cliente.

Distintos tamaños de almacenaje que ofrece la empresa Necesito un trastero.
Necesito un trastero es una de las empresas de almacenamiento con más centros en España, 52 delegaciones, y que aterrizará en las próximas semanas en la Región. Su CEO, Iván Maldonado, explica que los clientes se dividen en tres perfiles: particulares, autónomos locales y empresas, siendo los particulares el grupo más numeroso en España, pero no así en la Región, donde el 70% de los clientes son profesionales, mientras que el 30% restante son usuarios privados, según empresas locales consultadas.

Los motivos principales por los que el cliente particular acude a este tipo de servicios son el tamaño cada vez menor de las viviendas, la inseguridad laboral y el carácter cada vez más consumista de la sociedad. «Muy poca gente compra un trastero hoy en día, no sabes dónde estarás mañana. Sin embargo, puedes alquilarlo por 50 euros al mes y sin compromiso de permanencia», razona Maldonado.

Así, los clientes más habituales son familias que han tenido que hacer hueco cuando sus hijos, debido a la crisis, han tenido que volver a casa. También están los que se han trasladado a un piso más pequeño donde no caben todos sus enseres o quienes heredan o están de reformas. Poder hacer frente a un problema de espacio de forma tan asequible «es ganar calidad de vida, ya que si puedes permitírtelo y estás agobiado puedes darte el capricho de ganar unos metros extra en casa», afirma Maldonado.

Gerentes de varias empresas explican que en la Región los precios son más económicos que en otras comunidades y que por poco más de lo que cuesta la suscripción mensual de Netflix el cliente puede adquirir un espacio en el que guardar aquellos objetos de uso menos habitual. «Mucha gente deja la decoración navideña en verano, y en invierno traen las cosas de la playa. Otros dejan aquí el cambio de ropa que no están usando en cada temporada», según Adelina Sánchez de SuperBox, empresa de alquiler de trasteros ubicada en Puente Tocinos.

Mientras la burbuja del alquiler siga inflándose y el tamaño de las viviendas no aumente, el espacio continuará siendo un lujo que no está al alcance de todos, pero que busca democratizarse con opciones como las que ofrece el sector del 'self storage', que ha llegado para quedarse ofreciendo trasteros de alquiler aptos para el bolsillo de casi todos.

La seguridad, uno de los puntos fuertes

Sistema de acceso biométrico.
Tanto para clientes particulares como profesionales, uno de los rasgos más atractivos de los centros de almacenamiento es la seguridad. Estas instalaciones ofrecen a sus clientes espacios videovigilados las 24 horas del día y cuya entrada solo se puede realizar a través de un código o llave que se le da al propietario al alquilar un trastero.

Los usuarios valoran especialmente este aspecto y es por ello que hay casos, según explica Adelina Sánchez de SuperBox, en los que personas que se van de vacaciones llevan objetos de valor. También hay «ancianos que se encuentran ya en residencias de mayores y que prefieren tener sus posesiones más especiales o valiosas en su propio trastero vigilado». Por otro lado, los clientes con un perfil más profesional, como los autónomos, «saben que su mercancía o sus herramientas y archivos están en un lugar seguro y pueden venir a coger lo que necesiten o dejarlo cuando quieran», señala. 

 

Trasteros de alquiler en la Región de Murcia adheridos a la AESS

Torre Pacheco
La pedanía de Balsicas cuenta con Big Box Storage.
 
Cartagena
En la ciudad portuaria hay dos centros de almacenamientos asociados a la AESS: Más Espacio Trastero y Temporal Box.
 
Alcantarilla
El municipio cuenta con una empresa, Grupo La Nave, que ofrece trasteros públicos y minialmacenes a particulares y autónomos.
 
Molina de Segura
Molina cuenta con un centro de 'self storage' de la empresa Más Espacio Trasteros y otro de V Proyecta. Además, en las próximas semanas, Necesito un trastero abrirá una delegación en el municipio.
 
Murcia
En Puente Tocinos se encuentra SuperBox. Además, en la zona de La Seda se encuentra Mudanzas la Seda, que también ofrece este servicio.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook