09 de noviembre de 2019
09.11.2019
Especial
Fruit Attraction

Envases y embalajes sostenibles destinados a frutas, verduras y hortalizas

Varios expertos del ámbito de los envases informan en una mesa redonda acerca de la importancia de dar respuesta a las peticiones del cliente, pero siempre cuidando la sostenibilidad

09.11.2019 | 16:24
Envases y embalajes sostenibles destinados a frutas, verduras y hortalizas

El Fruit Forum del pabellón 6 de la Feria Internacional del Sector de Frutas y Hortalizas, Fruit Attraction, acogió una mesa redonda en la que, bajo el título Nuevos desarrollos tecnológicos destinados a frutas, verduras y hortalizas, varios expertos del ámbito de los envases informaron acerca de los retos que se encuentran en la fabricación y distribución.

Los ponentes matizaron que los envases no pueden desaparecer del mercado puesto que tienen una fundamental función: mejorar el transporte del producto y alargar su vida. Afirman rotundamente que es en el ecodiseño donde deben llegar las mejoras.

Josu García, Responsable de Sostenibilidad de ULMA Packaging, trabaja para conseguir materiales que sean más reciclables. «Creamos envases compostables que ahora están de moda, utilizamos el papel y el cartón y son una buena solución para no descuidar la sostenibilidad», afirmó.

Por su parte, Carmen Sánchez, Subdirectora de ITENE-Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística, dejó patente el problema al que se enfrentan: «Trabajamos en I + D para cumplir la normativa que nos está cayendo encima, estamos desarrollando nuevos materiales que cumplan los criterios de sostenibilidad».

Las empresas demandan ayuda porque desconocen los envases que pueden cumplir las normativas. Hay empresas que solo deben hacer algunos pequeños cambios pero otras están a años luz de lo que se les exige.

Añade también que «todo lo que haga cómodo utilizar un producto y que caduque lo más tarde posible son exigencias del consumidor. Pero hay un choque de trenes con los requisitos medioambientales».

Una sostenibilidad plena es todavía una utopía puesto que es imposible cambiar los hábitos de los 'Millenials o centenials'. Con menos costumbre de cocinar, los jóvenes optan por comidas preparadas (manzana cortada y lavada, lechuga cortada en bolsa€). Muy difícil cambiar estas costumbres.

Y aunque lo ecológico y lo bio está en auge, muchos ciudadanos no pueden permitirse comprar cada día la fruta o la verdura a granel y hacen compras semanales o mensuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas