09 de noviembre de 2019
09.11.2019
Agroex

La agricultura del futuro será sostenible, saludable, competitiva y rentable

Una veintena de investigadores, empresarios y proveedores tecnológicos han compartido sus trabajos, experiencias y conocimientos sobre la importancia de la sostenibilidad en la producción agrícola en el Foro Cajamar Agro de Agricultura sostenible

09.11.2019 | 04:00
El presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, inauguró del foro

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) considera que, para hacer frente al gran ritmo de cambio y a la creciente incertidumbre, hay que concebir la sostenibilidad como un proceso y no como un fin a alcanzar.

La necesidad de producir más alimentos y mejor para una población creciente obliga al sector agroalimentario a ser más eficiente al tiempo que sostenible. Por ello, la agricultura del futuro deberá garantizar mayor productividad y rentabilidad con un menor uso de los recursos, especialmente de aquellos más escasos, como es el agua en el caso de España. Las nuevas tecnologías, la obtención de nuevas variedades y la agricultura de precisión, van a ser esenciales para asegurar una minoración en la utilización de los recursos y del impacto medio ambiental.

Cajamar ha reunido en el Foro Cajamar Agro de Agricultura sostenible a una veintena de investigadores, empresarios y proveedores de servicios provenientes de Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Madrid que han compartido las últimas tendencias de innovación para hacer frente a los desafíos globales a través de casos reales y proyectos de investigación, y han puesto en común ideas de vanguardia en torno a la sostenibilidad de la producción agrícola.

Todos ellos han coincidido al señalar que una agricultura sostenible es aquella que garantice que los recursos que utiliza podrán seguir siendo utilizados de la misma manera por las generaciones futuras, y que a la vez sea saludable, competitiva y rentable.

Entre las cuestiones que se han abordado han estado cómo la biotecnología y la mejora genética van a diseñar las plantas del futuro; cómo el uso eficiente y responsable del agua y fertilizantes, y los nuevos bioproductos son imprescindibles para elevar la producción de manera más saludable y utilizando menos recursos y preservando el medio ambiente; y cómo las nuevas herramientas tecnológicas y la agricultura de precisión son cada vez más útiles en la agricultura y ayudan a optimizar los recursos.

España ocupa un puesto relevante en la producción de alimentos, tanto a nivel europeo como mundial, siendo el sector agroalimentario clave para nuestra economía. Y los retos futuros se muestran como una oportunidad para el sector agroalimentario español que deberá atender las demandas de consumidores y administraciones, tratando a su vez de ser competitivos, rentables y sostenibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook