09 de noviembre de 2019
09.11.2019
Judicial

Un abogado del caso 609 quiere imputar a todos los testigos del golpe a Andrés

El defensor de uno de los porteros imputados dice a la jueza que, ya que su cliente está procesado por omisión de socorro y lesiones, todo aquel que viese o grabase la agresión en Santa Isabel podría ser acusado de lo mismo

09.11.2019 | 04:00
Hristo, el principal acusado.

A falta de poco más de un mes de que se cumplan tres años de lo sucedido, la instrucción del caso 609 está terminada, a la espera de que se pronuncie la Audiencia Provincial de Murcia. Los tres porteros imputados en la causa se encuentran en libertad, a la espera de juicio. La víctima, Andrés, trata de rehacer su vida, aunque no puede trabajar: la Seguridad Social le dio la invalidez absoluta.

El caso en los juzgados está algo parado porque el abogado de Julio F. Z., uno de los porteros implicados, ha puesto tres recursos: uno de apelación contra la denegación de prueba, otro contra la conclusión del sumario y otro contra el auto de procesamiento.

El letrado pidió, en un escrito al Juzgado de Instrucción Nº 9 de Murcia, «nuevas diligencias de investigación a la vista de la imputación de un nuevo delito a mi representado, formulado por el Ministerio Fiscal a través de un recurso de reforma». Y es que «dicha modificación crea una grave indefensión a Julio, habiéndole privado de la práctica de aquellas diligencias de investigación que a su derecho convenga en relación a ese nuevo delito (delito de lesiones dolosas/imprudentes en comisión por omisión), cuando el único delito por el que ha venido siendo investigado durante toda la instrucción es el de omisión del deber de socorro», considera.

El caso 609 causó una gran impresión en la opinión pública, murciana y nacional, porque había vídeo del puñetazo. Lo grabó una testigo en la murciana plaza de Santa Isabel. Se veía como Hristo pegaba a Andrés (que iba acompañado de su amigo Jorge) y se marchaba, en compañía de unos colegas. Colegas que también eran porteros y también están siendo investigados.

«Así las cosas, se interesó por esta parte que se librara oficio a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a fin de practicar aquellas diligencias necesarias para identificar a las personas que se encontraban en la plaza en el momento de la ocurrencia de los hechos, y así poder llevar a cabo la toma de declaración de los mismos, entre otras cosas por si hubieren incurrido en algún delito tipificado en el Código Penal como puede ser el delito de lesiones en comisión por omisión tal y como acusa ahora el fiscal», dice el abogado en su escrito.

La práctica de estas diligencias fue denegada. «La prueba denegada es decisiva para esta defensa, en el sentido de determinar, a través de las declaraciones de todos aquellos testigos presenciales, si realmente mi representado es autor de un delito de lesiones en comisión por omisión e incluso del delito de omisión del deber de socorro», opina el abogado, que añade que «dichas diligencias se consideran útiles y absolutamente necesarias a la vista del nuevo delito imputado a mi mandante, en el sentido de esclarecer otros posibles responsables que estando presentes en el momento de los hechos se marcharan del lugar sin ofrecer la debida asistencia al lesionado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook