01 de noviembre de 2019
01.11.2019
Medio ambiente

Costas levanta 18 actas por tuberías que vierten al Mar Menor sin permiso

El Ministerio ha remitido a la Comunidad 65 expedientes de regadíos ilegales que afectan a 989 hectáreas

31.10.2019 | 22:10
Costas levanta 18 actas por tuberías que vierten al Mar Menor sin permiso

El Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Demarcación de Costas de Murcia, ha levantado 18 actas por tuberías que vierten al Mar Menor y que no cuentan con título (permiso) para ocupar el Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT).

Según explican fuentes del departamento que dirige en funciones Teresa Ribera, estas actas son la base para que se legalicen o se eliminen por ser infraestructuras ilegales, según corresponda. Costas está enviando a los ayuntamientos ribereños los expedientes, así como al departamento de la Comunidad competente en materia de vertidos, «requiriéndole que informe sobre las medidas adoptadas en materia de control de efluentes hacia el Mar Menor».

En referencia al control de vertido del Dominio Público Hidráulico (ramblas y ríos), el ministerio recuerda que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) realiza campañas habituales de control de los efluentes de las depuradoras, así como controles extraordinarios.

Fruto de esas inspecciones es la apertura de 135 expedientes sancionadores en 2019 por vertido contaminante de agua residual. «Una vez que estos cuentan con resolución, se comunican a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia», apuntan desde el Ministerio. Actualmente, ya hay 65 expedientes terminados, que afectan a 989 hectáreas de superficie de regadío denunciadas.

La ministra expuso en el Consejo de Ministros de ayer que se había reforzado la vigilancia y control de la CHS sobre el Dominio Público Hidráulico. «Se espera que la próxima semana una veintena de efectivos se sumen al personal de la CHS dedicado a la vigilancia e inspección», ha apuntado Ribera.

De hecho, el organismo de cuenca se había quejado de falta de personal para poder hacer ese trabajo, y ya ha contratado a una empresa, como adelantó LA OPINIÓN el miércoles.

Sólo en el Campo de Cartagena se ha duplicado el número de expedientes sancionadores abiertos, pasando de 92 en 2018, a 207 en lo que llevamos de 2019 (expedientes por uso privativo de aguas sin autorización, modificación del perímetro de riego, construcción de pozos e incumplimiento de la orden de clausura, principalmente).

Los expedientes abiertos hasta el momento en el Campo de Cartagena por regar fuera de la superficie para la que se tiene concesión, ascienden a 147 desde agosto de 2018, y se corresponden a unas 1.600 hectáreas.

En cuanto a las desalobradoras sin autorización, se realizan inspecciones al menos dos días semanales con una patrulla del Seprona. Los expedientes abiertos en el entorno del Mar Menor en este año (93) ya casi duplican los del pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook