31 de octubre de 2019
31.10.2019
La Opinión de Murcia
Crisis en el Mar Menor

Crisis en el Mar Menor: Medio Ambiente tramita una autorización para plantar 90 hectáreas de cítricos en Lo Poyo

Ecologistas en Acción alerta de que los cultivos estarían a menos de 500 metros del Mar Menor

31.10.2019 | 04:00
Crisis en el Mar Menor: Medio Ambiente tramita una autorización para plantar 90 hectáreas de cítricos en Lo Poyo

Ecologistas en Acción asegura que «a pesar de la situación crítica del Mar Menor y de la multitud de iniciativas que se prometen desde el Gobierno regional», la Comunidad está tramitando la autorización para cultivar cítricos en Lo Poyo a menos de 500 metros de la costa. La organización añade que la semana pasada se produjo una nueva roturación de más de 90 hectáreas en el paraje de La Corverica, en el municipio de Fuente Álamo. «La roturación, que ha afectado a terrenos de secano y zonas sin cultivar, parece encaminada a la puesta en regadío intensivo, contraviniendo diferentes leyes ambientales, así como el Plan de la Cuenca del Segura y, precisamente, la Ley 1/2018, de 7 de febrero, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad ambiental en el entorno del Mar Menor», informa en un comunicado.

Ecologistas en Acción añade que «esta roturación puede afectar a la vía pecuaria Vereda de La Corverica a Fuente Álamo y a especies de aves rapaces y esteparias que se encuentran en el 'Catálogo de especies amenazadas de fauna silvestre de la Región de Murcia' y que utilizan la zona como área de nidificación, caza y campeo. Entre ellas figuran el búho real (Bubo bubo), águila culebrera (Circaetus gallicus), carraca europea (Coracias garrulus), paloma zurita (Columba oenas), alcaraván (Burhinus oedicnemus) o la totovía (Lullula arborea).

La organización ecologista explica que «la Dirección General de Medio Ambiente se encuentra actualmente tramitando un proyecto de intensificación de cultivo de regadío en el paraje de Lo Poyo, ante el que la organización ha presentado alegaciones. El proyecto transformaría unas 90 hectáreas de cultivo herbáceo a un cultivo de cítricos bajo cubierta de malla protectora con estructura semejante a invernadero, con la intensificación que ello supone en uso de agua, fertilizantes y productos fitosanitarios a lo largo de todo el año, en un área que se encuentra a menos de 500 metros del Mar Menor, afectando al humedal de Lo Poyo y con un claro impacto visual en el Paisaje Protegido Espacios Abiertos e Islas del Mar Menor».

Por otro lado, destaca que se trata de terrenos en los que existe «una presencia certificada de metales pesados provenientes de la actividad minera de la Sierra de Cartagena, por lo que su transformación agudizaría los procesos erosivos y la llegada de dichos metales por escorrentía al Mar Menor y al humedal de Lo Poyo».

Critica que «se sigan produciendo roturaciones y cambios de uso del suelo encaminados al aumento, intensificación e industrialización del regadío en el Campo de Cartagena, a pesar de la situación crítica del Mar Menor, mientras se anuncian decenas de iniciativas encaminadas a solucionar el mal estado ecológico del Mar Menor».

Para Ecologistas en Acción, «el Mar Menor no tiene otra salvación posible que no pase por la reducción del regadío intensivo en la primera franja de costa, la eliminación de las superficies ilegales, una reconversión ambiental en todo el Campo de Cartagena y una recuperación ambiental de cauces».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook