24 de octubre de 2019
24.10.2019
Medio ambiente

Ecologistas denuncian el vertido de hidrocarburos del Valle de Escombreras

Repsol señala que la lluvia caída el día del derrame provocó el rebose de dos de las 230 tapas de alcantarillado que hay en el interior de la refinería

24.10.2019 | 15:17
Valle de Escombreras

Ecologistas en Acción han denunciado, ante el Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, el vertido de hidrocarburos procedente de una refinería que se produjo a la Rambla del Charco del Valle de Escombreras el pasado viernes 13 de septiembre. En la denuncia solicitan que se proceda a la incoación de diligencias de investigación sobre este incidente por si pudiera ser constitutivo de un delito ambiental.

La organización ecologista ha solicitado que estas diligencias se unan a otras incoadas por el vertido producido en el mes de abril, cuya investigación abrió de oficio la Fiscalía. Este organismo tiene incoadas diligencias de investigación penal por un vertido de hidrocarburos similar, que se produjo también a la rambla del Charco de Escombreras en la noche del 19 al 20 de abril de 2019 y que afectó, al parecer, a tres hectáreas de la rambla, a lo largo de 1,5 kilómetros de longitud con arrastre de hidrocarburos aceitosos.

Ecologistas en Acción también ha presentado sendas denuncias ante la Dirección General de Medio Ambiente y la Confederación Hidrográfica del Segura, al ser la Rambla del Charco dominio público hidráulico, informan en comunicado de prensa, para señalar, asimismo, que no consta que el Ayuntamiento fuera informado de este vertido.

El episodio de contaminación fue detectado, el sábado 14 de septiembre, por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil. Al día siguiente el SEPRONA comunicó a la Dirección General de Medio Ambiente, de la Consejería Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, que se había producido un vertido.

El lunes, 16 de septiembre, el Servicio de Inspección y Control de la Dirección General de Medio Ambiente se personó en la zona del vertido y se redactó un acta de inspección sobre el episodio de contaminación. Se solicitó a la refinería que informara del suceso y de las medidas adoptadas para restablecer la situación anterior al incidente. Según esta dirección, hubo un derrame de entre 150 y 200 litros de hidrocarburos aceitosos.

También han señalado que se han recogido por un gestor de residuos, 150 toneladas de tierra y vegetación contaminadas. Ecologistas en Acción además de un mayor control sobre estos vertidos de la administración estatal y regional, reclama una mayor implicación del Ayuntamiento de Cartagena en la contaminación del Valle de Escombreras.

Ecologistas en Acción señala que es necesario determinar el volumen, la cantidad y la situación del derrame; y determinar el desplazamiento de estos hidrocarburos para valorar y cuantificar las posibles afecciones medioambientales derivadas de este vertido.

Ecologistas en Acción solicita a la Dirección General de Medio Ambiente y a la CHS, así como al Ayuntamiento de Cartagena el aumento de las actividades de inspección sobre la refinería y la puesta en marcha, de una vez por todas, de medidas preventivas y precautorias que eviten situaciones de contaminación o vertidos en el futuro.

Contestación de Repsol

Según han informado a La Opinion fuentes de Repsol, en la madrugada del 13 de septiembre la refinería puso en marcha su plan de prevencion frente a fuertes lluvias y desplegó los cercos anticontaminantes, al tiempo que movilizó recursos humanos y técnicos para atajar posibles incidencias.

Las mismas fuentes han asegurado que en sus instalaciones se adoptaron todas las medidas posibles y que los sistemas de drenaje, las redes y las plantas de tratamiento "funcionaban correctamente", pero el gran volumen de lluvia acumulada-cayeron unos 150 litros por metro cuadrado en unas seis horas- provocó el rebose de dos de las 230 tapas de alcantarillado que hay en el interior de la refinería, lo que generó un arrastre de agua con hidrocarburos al exterior.

Ese mismo día la empresa activó los trabajos de limpieza que no finalizaron hasta el día 15. Repsol informó en la mañana del 13 de septiembre de lo sucedido a la Confederación Hidrográfica del Segura, a la dirección general de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Cartagena. Técnicos de estas tres administraciones inspeccionaron la zona entre el 13 y el 14.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook