23 de octubre de 2019
23.10.2019
La Opinión de Murcia
DANA

Proponen volver a técnicas tradicionales de cultivo para afrontar futuras DANA

Expertos repasan las medidas que ayudarían a hacer frente a las lluvias torrenciales, intrínsecas en esta zona del país

23.10.2019 | 14:44
Proponen volver a técnicas tradicionales de cultivo para afrontar futuras DANA

Volver a las técnicas tradicionales en los sistemas de cultivo, redes de drenaje y retención de aguas es una de las claves que, junto con la mejora en la ordenación del territorio y de los usos, permitirán hacer frente a fenómenos de lluvias torrenciales cada vez más frecuentes, según diversos expertos.

Así lo han defendido este miércoles el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea; la experta en geografía y agua de la Universidad de Murcia y miembro del panel de expertos de prevención de inundaciones en la Región de Murcia, Encarna Gil, y el delegado regional de la AEMET, Juan Esteban Palenzuela, que han participado en un foro sobre las consecuencias de la DANA del pasado mes de septiembre organizado por la Cadena SER.

Los tres han coincidido en que los episodios de lluvias torrenciales son intrínsecos de esta zona del país y se han repetido a lo largo de la historia, por lo que la región cuenta con una amplia red hidráulica para paliar sus efectos pero, aún así, "seguimos siendo muy vulnerables", en opinión de Urrea.

Parte de esa vulnerabilidad, ha destacado Gil, es consecuencia directa de un cambio en el modelo agrícola tradicional, que se basaba en cultivos abancalados y en terrazas, además de sistemas de presas de derivación, que surgieron de la necesidad de retener el agua para los cultivos de secano y que, en casos de lluvias, propiciaban esa retención y aprovechamiento.

Sin embargo, con la llegada del riego por goteo y los grandes cultivos de regadío extensivos, esos sistemas se han abandonado, se han ocupado con cultivos ramblas y cañadas, al igual que se ha dejado de labrar la tierra en perpendicular a la pendiente, para hacerlo en su mismo sentido, por lo que, cuando hay fuertes lluvias, los terrenos agrícolas se convierten en grandes sistemas de escorrentías que arrasan con todo lo que hay a su paso.

En ese sentido, el presidente de la CHS ha considerado que "se echa en falta una legislación específica de ordenación del sector agrícola", al igual que la hay en el sector urbano, pero ha abogado también por endurecer la ordenación del territorio, a la vista de que se ha construido en zonas que han sufrido los estragos de este tipo de episodios.

Ha insistido también en la importancia de recuperar las redes de drenaje tradicionales, porque "crear grandes autovías del agua para que terminen arrastrando escorrentías y sólidos al Mar Menor, quizás tampoco es la solución".

También Gil ha subrayado que la ordenación del territorio "debe imponerse" y ha defendido medidas de menor calado pero mayor eficacia que las grandes infraestructuras, como la construcción de pequeños aljibes, pero en gran número, y de drenajes que filtren el agua y permitan su reutilización, algo que no ha sido posible en este episodio.

De hecho, ha subrayado Urrea, durante el episodio de gota fría del 12 al 14 de septiembre, la cuenca del Segura recibió 2.800 hectómetros cúbicos de agua que, de haberse podido almacenar, hubieran duplicado la capacidad total de sus embalses, que es del 1.1.40 hectómetros cúbicos.

En zonas como Molina del Segura, ha subrayado el delegado regional de la AEMET, Juan Esteban Palenzuela, se registraron en esos tres días un 33 por ciento más de precipitaciones de la media de todo un año, por lo que cabe ser optimista respecto a la respuesta de las medidas de prevención.

Tras sus intervenciones, los alcaldes de Los Alcázares, Torre Pachecho, San Javier y Murcia han rememorado la experiencia vivida durante el episodio, así como el amplio despliegue que en todos esos municipios se puso en marcha, tanto en las jornadas previas a la alerta, como durante la misma y tras el suceso, con actuaciones de prevención, rescate, información, limpieza y recuento de daños.

Por su parte, el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, ha subrayado que, tras las fases iniciales de la alerta, toca ahora abordar las soluciones y, para ello, la comunidad autónoma ha puesto en marcha un panel de expertos para estudiar todas las soluciones posibles, independientemente de a quién correspondan las competencias, para comenzar a trabajar cuanto antes en medidas de prevención de cara a futuros episodios de esta índole.

En el encuentro han participado también responsables de la UME, de los bomberos y vecinos afectados por la DANA, que ha aportado sus testimonios sobre el dramático episodio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook