21 de octubre de 2019
21.10.2019
La Opinión de Murcia
Pobreza energética

50.217 familias de la Región de Murcia recibirán la ayuda para pagar la calefacción

La subvención que ha establecido el Ministerio para la Transición Energética varía en función de la zona climática a la que corresponde cada municipio

20.10.2019 | 18:27
50.217 familias de la Región de Murcia recibirán la ayuda para pagar la calefacción

El Ministerio para la Transición Energética ha reconocido el llamado 'bono térmico' destinado a ayudar a costear el gasto en calefacción durante los meses más crudos del invierno a 50.217 familias murcianas, que podrán beneficiarse de una ayuda comprendida entre los 38 y los 108,10 euros. La cuantía de las subvenciones destinadas a aliviar la pobreza energética varía en función de la zona climática en la que se encuadra cada uno de los 45 municipios de la Región. El departamento de Teresa Ribera está abonando el importe que corresponde a cada familia a través de una transferencia bancaria y espera haber concluido las transferencias en el mes de noviembre.

El objetivo del plan es ayudar a «paliar la pobreza energética en consumidores vulnerables, en lo que respecta a energía destinada a calefacción, agua caliente sanitaria o cocina». El secretario de Estado de Energía informa por carta a los consumidores de su condición de beneficiario y de la cuantía que les corresponde.

La Administración ha establecido cinco zonas climáticas en las que se encuadra cada población teniendo en cuenta la dureza del frío invernal, pero en la Región solo llegan a aplicarse tres. Ningún municipio murciano aparece dentro de la clasificación E, que se asigna a las provincias más castigadas por las inclemencias invernales, ni en la A, que corresponde a las más cálidas.

Seis municipios de la comarca del Noroeste y del Altiplano, que suelen registrar las mínimas más acusadas, aparecen con la zona climática D y serán los que reciban las ayudas más cuantiosas, que pueden llegar a alcanzar los 108,10 euros para familias consideradas en riesgo de exclusión social o vulnerables severas. Para los hogares considerados vulnerables, la subvención ascenderá a a 67,56 euros.

Dentro de esta clasificación figuran Aledo, Bullas, Caravaca de la Cruz, Cehegín, Moratalla y Yecla, que se corresponden con las zonas de montaña y las más próximas a la Meseta.

Otros 22 municipios aparecen dentro de la zona C, para la que se establecen ayudas de 49,84 euros para las familias en situación de vulnerabilidad y de 79,74 para las consideradas vulnerables severas o en riesgo de exclusión social.

Los 17 municipios restantes están dentro la zona B, en la que se incluyen las poblaciones a las que se atribuye un clima más benigno. Incluye los pueblos de la costa y los municipios situados en la ribera del Segura a partir de la Vega Media. La cuantía de las ayudas para las familias beneficias de estas poblaciones ronda entre los 37,68 euros y los 60,29.

Murcia y Cartagena se encuentran dentro de esta zona térmica considerada más cálida, lo que supone que la mayoría de los hogares de la Región recibirán una ayuda mínima para calefacción.

Los beneficiarios del bono térmico son los mismos que eran beneficiarios del bono social eléctrico a 31 de diciembre de 2018 y tenían una solicitud resuelta favorablemente. En toda España el Ministerio para la Transición Energética ha reconocido el derecho a beneficiarse de la ayuda para costear la calefacción a 1.091.455 familias, que recibirán en total 80 millones de euros. En la Región hay 50.217 hogares beneficiarios.

Desde el Ministerio precisan que el llamado 'bono térmico' es «una ayuda única y extraordinaria, destinada a paliar los efectos de la subida de la luz que se produjo el otoño pasado y que tenía una incidencia negativa especialmente en los hogares vulnerables».

Recuerdan igualmente que «para diseñar medidas permanentes para ayudar a paliar la pobreza energética, este Gobierno ha elaborado la Estrategia de Pobreza Energética destinada a conocer el problema y diseñar medidas que se ajusten a esta realidad social».

El Gobierno prohíbe el corte de suministro «en situaciones climatológicas extremas y se amplía en cuatro meses el periodo previo a que la empresa suministradora corte el servicio por impago. En esos cuatro nuevos meses, el usuario recibirá un suministro mínimo vital».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook